sábado, 12 de marzo de 2016

Marruecos, ruta de las mil kasbahs y los oasis del sur


Actualizado en noviembre de 2016



CONTENIDO
1 INTRODUCCIÓN:  Acercamiento al destino - Previaje - Postviaje
2 LA RUTA:  Mapas -  Itinerario - Valoración - Sugerencias
3 INFORMACIÓN PRÁCTICA:  Alojamientos - Gastos  - Enlaces
4 EL DÍA A DÍA:  Impresiones - Opiniones - Consejos - Fotografías    
1 INTRO

Sin duda alguna Marruecos es el país más espectacular y distinto al que se puede llegar desde España en coche propio. Ahí, a la vuelta de la esquina, tan asequible y tan lejos, a escasas dos horas más de lo que te llevaría un viaje a Cádiz (sin contar con posible demora del cruce de frontera). “Hay que ir a Cuba antes de que cambie” sí, todos lo hemos oído, ¿Y a Marruecos...? Para muchos es un gran desconocido y para otros, aún peor, es sólo un espejismo de lo que imaginaban, una calamidad (esta percepción la he descubierto en muchos excursionistas que, pretendiendo encontrar el embrujo de las mil y una noches en una escapada hacia Tánger y/o Tetuán  se encontraron una decadente réplica de Andalucía). Marruecos es una joya enterrada por los prejuicios y el miedo, es espectáculo de fuegos de artificio. Su variedad no sólo no deja de sorprendernos sino que enamora como podrás comprobar más abajo con las imágenes que hemos seleccionado.

Erg Chebbi

Lo mejor de Marruecos empieza a medida que nos vamos alejando de España así que un mínimo de cinco días son necesarios para hacer una primera y breve incursión aunque, si realmente quieres conocer el verdadero encanto del país deberías tomar prestada una semanita para explorar parte del territorio situado al sur del Gran Atlas
Garganta de la Toghda

No hay muchos países donde puedas pasar en unas horas de las verdes montañas del Rif sobre el Mediterráneo a las pequeñas villas pesqueras del Atlántico, de una estación de esquí a las dunas del Sáhara, de las carreteras serpenteantes del Atlas a los palmerales de los oasis del sur. Desde los pueblos de barro a los enjambres de sus medinas, de la cultura árabe a la bereber.  
Fez
Tras tres expediciones por Marruecos y conduciendo vehículo propio la conclusión que hemos sacado es que eso de que no estamos de acuerdo con eso de que a los turistas los multan a cada momento, y no creo que haya sido por falta de oportunidades. En este tema también tenemos que decir que he en distintos viajes he sufrido experiencias totalmente opuestas, hace unos años no pasábamos una hora en el coche sin que nos detuvieran para un control (hola, hola, adiós, adiós) y en esta última ocasión no hemos tenido que bajar la ventanilla en ninguna ocasión, eso sí, damos fe de que hay muchos, muchos radares colocados a lo largo del país, rudimentarios sí, pero los hay, así que es muy posible caer en alguno si uno no va atento a la velocidad (casi siempre es difícil superarla por las condiciones de la propia vía).

Marruecos es un país seguro, simplemente hay que tomar las mismas medidas de seguridad que se tomarían en España. En cuanto a la conducción puede resultar un poco caótica en cuanto a la circulación en las grandes ciudades Casablanca, Marrakech, Fez.. pero nada insalvable para nuestros hábitos. Las carreteras nacionales no están en mal estado y la red de autopistas sigue creciendo. Los 800 kms entre Tánger y Agadir se cubren prácticamente en el mismo tiempo que se puede llegar desde Almería hasta Barcelona.
Interior palacio el Glaoui en Telouet

No podemos dejar de comentar su gastronomía donde destacan los famosos Tajines y Cous-cous pero también habría que aprovechar para degustar su repostería acompañados de un té y básicamente cualquier producto propio de la zona que visites ya sean naranjas, aceitunas, panes...

En cuanto a la ruta que realizamos, esta era la tercera expedición en el país vecino, y la primera con nuestro propio vehículo. En las anteriores habíamos hecho rutas con coche de alquiler y, aunque conducir en las grandes ciudades como. Ya conocíamos el norte (zona del Rif y primera incursión en Fes) y el Atlántico, en una ruta que nos llevó desde Marrakech a Agadir en primera instancia, recorriendo todo el litoral hasta Casablanca.
Carretera hacia Marrakech
En esta ocasión pretendíamos acercarnos hasta el desierto, recorriendo sus oasis de palmerales y recorrer las zonas rurales y bereberes que hay al otro lado del Atlas visitando sus Kasbahs y Ksar, las Gargantas de la Todgha y Dadés. En resumidas cuentas, llegar hasta el corazón del país, recorrer el territorio que queda al otro lado del Gran Atlas. Antes de adentrarnos decidismo detenernos unos días en Chauen y Fez, esta última sigue conservando su personalidad y desde nuestro punto de vista turístico, en mi opinión, es la ciudad número uno a visitar,  delante incluso de Marrakech que poco a poco va perdiendo el encanto y autenticidad.

Espectaculares dunas del Erg Chebbi

2 LA RUTA

Decepcionante   ★★ Puede ser interesante en otra época o  para viajeros con algún interés específico.★★★ Está bien. Debe incluirse en el recorrido si hay tiempo suficiente.  ★★★★ Muy interesante★★★★★ Lo mejor de la zona (o de la ruta). No te lo debes perder



Día  
Etapa
Valoración
1  
Algeciras - Chauen
★★★
2  
Chauen - Fez
★★★★
3-4  
Fez
★★★★
5  
Fez - Hassilabied (Merzouga)
★★★★
6   
Merzouga - Gargantas de la Todgha -  Boumalne Dadés
★★★★
7
Boumalne - Gargantas del Dadés - Skoura - Sidi Flah - Ouarzazate
★★★★★
8
Ouazarzate - Aït Benhaddou - Telouet - Marrakech
★★★★★
9
Marrakech
★★★
10
Marrakech - Mouly Bousselham - Ceuta
★★



Lo que nos hubiera gustado hacer (de haber tenido más tiempo)
Carretera de Imilchil. En el próximo viaje a Marruecos, el primer objetivo es recorrer la carretera que sube desde Tinerhir (por las gargantas de Todrá) hacia Imilchil y continuar hacia Khenifra

Pasear por la huerta de Tinerhir. A la próxima haremos una noche mínimo allí.

Lo que cambiaríamos (de lo que sí hicimos)
Prácticamente nada pero por decir algo, un par de “expediciones” que hicimos con el coche por caminos perdidos al sur de Skoura  y por el norte de Kalaat Mgouma en busca de los rosales, desgraciadamente ya no quedaba nada que ver.



Para ver el mapa ampliado en google maps online, pulsa aquí

Mapa de la ruta
3 INFORMACIÓN PRÁCTICA
Olvídate de la excusa de que no tienes tiempo en Marruecos. Hay un lema nacional para el turista que escucharás en cualquier rincón de su territorio: “la prisa mata”, así que si quieres dejar de lado el concepto de turista occidental atado al stress, ve pensando otras excusas. Resulta fascinante que haya tanta gente que domine cuatro o cinco idiomas sin dificultad y, en muchas ocasiones, sean miembros de familias con muy pocos recursos, especialmente entre la comunidad Bereber. Así que es muy probable que encuentres castellano-parlantes en el lugar más recóndito que te imagines, aún así no dudes en aprender algunas palabras de la lengua local y también en francés.  El precio de las comidas en todos los alojamientos suele estar bastante elevado con respecto a los restaurantes de los alrededores.
Primer oasis al pasar el gran Atlas camino de  Er Rachidia
Por tanto, comer en el alojamiento, salvo en contadas ocasiones, no será la mejor opción. En las gasolineras que hay al pasar Ceuta, tanto en la de Fnideq como la que hay 10 kms más adelante no dejan pagar con tarjeta de crédito. Este hecho no es tan importante en el viaje de ida pero sí en el de vuelta, cuando se puede aprovechar para gastar los últimos dirhams y rellenar el tanque a buen precio.  Aunque en las reservas de internet que se acepta el pago con tarjeta en los hoteles, os encontraréis que muchos de ellos tienen “averiado” el datáfono. Al menos, permiten normalmente hacer el pago en € y en dirhams, obviamente. No sería mala idea apartar ese dinero ya de antemano antes de viajar y así no perder en el cambio, salvo que el precio que te den en dirhams te salga más rentable cambiar esos € y pagar en dirhams. En muchas ciudades, como en Fez, hay aseos públicos, no lejos unos de otros, pero sí difícil de encontrar, lo mejor es preguntar en cualquier puesto o tienda donde está el más cercano. Lo normal es dejar 1 dhm por persona si hay alguien pidiendo dinero. Lleva repelente antimosquitos si viajas por el desierto, por si acaso...

A las afueras de Telouet

Detalles a tener en cuenta en Frontera con Ceuta (si viajas en coche)
A la ida:
Si es la primera vez que vas con el coche y no tienes un número de registro  (que te sellan en el pasaporte) debes ir a la caseta de la policía a pie (aparcas el coche o mejor, uno de los que viajan se acerca a pie mientras te mantienes en la cola) Recoges los papelitos azules para rellenar los datos de información personal. Una vez rellenados, los vuelves a llevar junto a los pasaportes (con que vaya una persona con todos los pasaportes es suficiente) Una vez tienes los sellos y el número de entrada, debes ir con todo a la caseta de control del vehículo -a pie-. Recoger otro documento para el vehículo -papel verde- Rellenarlo y volverlo a llevar.¿cómo encontrar la caseta? hay tres o cuatro alineadas, pregunta a cualquiera de los policías y te la señalará Allí el secretario mirará el permiso de circulación, el número de entrada del pasaporte que te han puesto y te pondrá un sello en la hoja verde que has rellenado del coche. De ahí te dirá que busques a otra persona (el comandante o yo qué sé) que probablemente estará a pie, por alguno de los andenes. Vuelves a preguntar a la policía que te indicarán quién es. Lo único que va a hacer es ponerte una firma en el mismo papel verde. Cuando tengas todo, ya puedes continuar. Un poco más adelante en otro control comprobarán que llevas todo, número de entrada, sello y firma del coche. No pierdas el papel verde porque a la salida del país te lo pedirán.

A la vuelta:
Hay que volver a rellenar los papeles azules, si no has cogido dos demás a la ida hay que volver a acercarse a una de las garitas que hay más adelante de la cola de coches (uno de los miembros del coche puede acercarse a por ellos unos metros antes) Después de rellenar los papeles, se pueden llevar a la misma garita junto con todos los pasaportes (con que vaya una persona es suficiente), muchos de los coches que hay en la cola son ciudadanos de ceuta y no tienen que presentar dichos documentos por lo que se puede caminar hasta allí con los documentos y te saltas ese trámite al llegar con el coche. Además, hay que ir a la garita donde está el inspector que se encarga de firmarte la hoja verde del vehículo que dieron al entrar. También se puede hacer antes de llegar con el coche. Te dan una copia. Es un poco absurdo todo porque podrían dar los papeles azules ellos mismos al empezar la cola y no tener que ir a buscarlos, podrían agilizar todo si un policía fuera sellando los pasaportes en los mismos vehículos que están haciendo cola y otro se encargara después simplemente de comprobarlo unos metros después, pero en fin, todo está montado de manera que pueda haber gente que viva de acercarte los papeles (muchos se acercan para ofrecerte los mismos papeles azules que puedes coger en la garita e incluso encargarse de llevar a sellar el pasaporte) Se forman colas absurdamente porque mucha gente llega sin tener el papel relleno y tiene que rellenarlo allí mismo o porque no le han firmado la hoja verde, en fin, un desastre total de organización en el lado marroquí.

GASTOS DE VIAJE
No tenemos un cálculo exacto del coste total del viaje pero fue muy  económico, en buena parte al hecho de viajar con nuestro propio vehículo   Precios de referencia en Dirhams: 1€ : 11 dhms  
Cambio: Mejor cambio en la calle Beni Marine (Junto plaza Djma Fna Marrakech) 1€ = 11.06
En la paralela (Rue Moulay Ismail) hay un Wster Unión. 1€ = 11
Cambio Western Union Fez 10.98

  • Litro de gasoil: más barato 8.6 Entre Chaouen y Fez. Más caro 9.4 En Fnideq
  • Manojo de Hierbabuena – 1 – Mulay Bouselhamm
  • Kilo de Naranjas – 3.5 (en la carretera), 3 en Fez, 5 (En Boumalne y en Moulay)
  • Olivas en los puestos de fez 7 dhms 7 kilo (super baratas!!!)
  • Un par de tomates = 1dhm
  • Kilo de ternera 120 (asador gasolinera camino de Ouzzane)
  • Menú (Entre 40-75)
  • Bocadillos de pollo o pavo en los puestos de Fez y Marrakech 10 dhms
  • Té: (4-7)  
  • Kilo de pimentón 25 dhms
  • Zumo de naranja (4-10 dhms) depende si es en la calle o terraza. Mucha atención en los puestos de la
  • calle comprobar que lo exprimen en el momento y no lo mezclan con agua. Es probable que te lo sirvan directamente de una botella donde ya lo tienen diluido con agua.

  • Peajes desde Marrakech hasta Ceuta 196 dhms Advertencia: No dejan pagar con tarjeta.) Divididos de la siguiente manera:
Tramo Marrakech (Tamansourt) – Berrechid-Casablanca) 65 (Hasta el la unión con la que va a Rabat) (+- 200 kms)
Casablanca – Rabat 38: hay tres peajes de 10, 7 y 21 sucesivamente
Rabat – Kenitra 12
Kenitra -Moulay Bousselham 26
Moulay Bousselham a Ksar Sghir (último tramo hasta Ceuta) 55

ALOJAMIENTOS
De todos los alojamientos en los que estuvimos, nos gustaría destacar los siguientes:
(precios por habitación y puntuación personal respecto a la calidad/precio)

Algeciras Pensión Lisboa 34 €: Habitación Básica, personal amable, sin desayuno. Puntuación: 5.5
Chaouen Hostal Guernika 200 dhms (+35 pax desayuno): Buena ubicación, baño pequeño, buen trato del personal y limpio. Aparcamiento más cercano tienes que pagar 20 dhms al día (10 día+10 la noche) Puntuación: 7.5

Fez  Riad Tayba: 40 € hab/noche + 2€ pax impuesto municipal. Habitación pequeña pero limpia, buena
ubicación, personal exclente. Por ponerle algún “pero”, no te hacen la habitación, pero vamos, creo que es algo habitual en Marruecos, aunque en el Riad de Marrakech si nos la hicieron. Desayuno incluido. Te recogen en el aparcamiento. Puntuación 9

Merzouga 30€, Auberge La Source: Habitación amplia, frente a las dunas. Ofrecen excursiones al
desierto a un campamento separado de los otros. En nuetra habitación había muchos mosquitos y es imposible poner mosquitera porque el techo está muy alto. Desayuno incluido. Puntuación 7

Boumalne Dadés, 22€. Desayuno incluído y muy abundante. carretera de las Gargantas del Dadés:
Auberge Jardin Des Dades .El baño está abierto, un colchón muy duro. Puntuación 5

Ouarzazate: La Gazelle (18 € + 25dhms desayuno/pax) Zona tranquila, parking privado. Posibilidad de
comer en los alrededores. Buen lugar de paso. 6.5

Marrakech: Dar Dubai (26€ + 2.5pax impuesto municipal) Desayuno Incluído. Hacen la habitación,
había fallo de internet pero lo solucionaron y se quedaron sin agua caliente pero cambiaron pronto la bombona. Aparcamiento junto a la puerta de acceso. Bab Ksiba 30 dhms/noche. Te van a recoger al aparcamiento Puntuación: 8

ENLACES DE INTERÉS
Para  preparar nuestra ruta concienzudamente, además de consultar libros, guías y  revistas de viajes; solicitado mapas y folletos a la embajada y/o oficinas de turismo, visionado y escuchado diferentes programas de televisión y podcasts respectivamente, hemos consultado los siguientes enlaces a través de internet que nos han sido de gran ayuda y que desde aquí queremos agradecer:
WEBS
BLOGS

APPS
Morocco Free Travel Guide

4 DÍA A DÍA
1 ALGECIRAS - CHAUEN
Es fácil aparcar el coche en Chauen en la Avenida Hassan II (calle sin salida que desemboca en el famoso Hotel Parador) con aparcamiento vigilado. Encontrarás aparcacoches con chaleco reflectante 10 dhms por el día + 10 por la noche.
Chauen, la ciudad azul


Nosotros dimos un agradable paseo y cena en restaurante Asaada (menú 40 dhms). Ensalada o Sopa + Couscous / Tagine + Té. La comida está bien y se disfruta de una reducida terraza situada en una callejuela típica. No te puedes ir de la ciudad sin disfrutar de las vistas panorámicas desde la antigua ermita española. El camino arranca desde la fuente Ras el Maa, donde se encuentran los lavaderos. Desde la ermita se puede continuar haciendo una ruta de senderismo por el Parque Nacional de Talassemtane
Panorámica de Chauern
2 CHAUEN - FEZ

El desayuno en Marruecos suele ser muy completo y casi siempre encontrarás café, té,  zumo natural y tostadas con mantequilla, ,tomate rallado, aceite, mermelada y queso fresco. En el Hotel Gernika no lo teníamos incluído pero mereció la pena (35 dhms).

Entre Chauen y Fez, poco después de la mitad del camino, unos 30 kms antes de llegar a Ouzzane paramos en una gasolinera Afriquia. El litro está a 8.9, no admite pago con tarjeta. Justo ahí, a la izquierda del aparcamiento hay un par de puestos muy interesantes para comer, una carnicería y asador donde venden la carne al peso en el primer puesto y te la hacen directamente en el segundo.. 250 grms de viande aché (ración para una persona de carne picada) / 30 d.

Compramos unos kilos de naranjas en un puesto de la carretera, estaban buenísimas, 3.5 d / kilo.  Vendían la caja de 15k / 50 dhm.

Llegada a Fez 3h40m después (con parada a comer)  Aparcamos en el Parking Place Boujoloud 30 dhms por noche. Los precios de referencia nos los había dado el hotel, al llegar allí nos querían cobrar 50 por noche, después nos bajaron a 100 por las tres noches, finalmente accedieron a 90 sin muchos problemas.

3-4 FEZ
Al menos una vez durante un viaje por este país hay que alojarse en un riad. Estos alojamientos tienen como característica principal que poseen un reducido número de habitaciones y la tranquilidad que se respira en su patio se agradece especialmente en contraste con el ajetreo callejero. Nuestra estancia el Riad Tayba de Fez complementó nuestra agradable visita a la ciudad. El personal nos dedicó una atención excepcional. Tampoco olvidaremos nunca el espectacular desayuno que disfrutamos  cada mañana en una preciosa sala ubicada en un lateral del patio.

Tintorerías Marrakech

La primera sensación que te puede dar cuando paseas por fez es caos. Demasiada gente en un laberinto de puestos y tiendas, donde igual te encuentras un burro por la izquierda, sorteas una gallina o te acecha un carro cargado de mercancía al grito de “Belek, Belek!”... Cuando llevas unas pocas horas parece que todo guarda cierta organización, tras el primer día todo está bajo control. Un buen recurso para no perderse es tener en cuenta que la medina de Fez tiene una serie de rutas turísticas señalizadas por colores y números, puedes ver numerosas señales colgadas por todas las callejuelas incluso descargar algún mapa por internet. Nosotros optamos por coger un color y seguirlo hasta el final. Después otra ruta diferente y así hasta completar todas (durante los dos días) a excepción de la ruta de las murallas que la hicimos en parte en nuestro coche y en parte en los trayectos de taxi que tomamos para desplazarnos del final de una ruta al inicio de otra. Utilizar los taxis para desplazarse por la periferia en lugar de volver a atravesar todo el centro de la medina a pie es un buen recurso cuando no tienes mucho tiempo. Los trayectos normalmente cuestan alrededor de 10 dhms nunca más de 15 en un taxi pequeño (3 plazas) ni más de 20 en uno grande en trayectos por la ciudad.

Visitar la plaza R’cif para comprobar como al final de la tarde las madres y los adolescentes se sientan a charlar mientras los niños juegan es un placer. Me recuerda a la plaza del campo de Siena, todo eso mientras justo al lado suena la llamada del almuecín...
Plaza R' cif
En los alrededores del palacio de Fez Jdid se puede pasear por un mercadillo local donde los turistas no suelen llegar y los productos están estratégicamente repartidos sobre el suelo.

Puestos callejeros en la judería de Fez.
Paseo nocturno por Fez el Jdid
En el acceso al cementerio judío, siempre habrá algunos niños o adultos que te quieran indicar como llegar hasta él e invitarte a divisarlo desde la terraza de su casa con propina incluída (al menos eso me ha ocurrido en mis dos visitas). Lo mejor siempre es dejar claro que no tienes dinero o no vas a dar dinero, algunos insisten en seguirte a pesar de todo. Mientras hayas dicho eso y les hayas insistido que no hace falta  que vayan, poco más se puede hacer.

El desplazamiento en taxi entre  Palace Royal (donde se encuentra la famosa puerta de bronce) a la Bab Guissa (comienzo o final de la línea azul) -8 kms aproximadamente- pagamos 9 dhms no sin antes tener que rechazar dos o tres porque nos pedían 20 y 30 dhms. Muchos taxistas te dicen que su aparato no funciona o que no te suben poniendo el taxímetro. Pues nada. Otros taxistas te informan de que es obligatorio y que algunos quieren abusar de los turistas. Hay de todo. Por fortuna, siempre encuentras alguno que cumple sin esperar mucho tiempo.
Minarete turquesa en Fez
Al viajar en nuestro propio coche no quisimos desaprovechar la oportunidad de comprar algunas chorradas para llevarnos a casa que no habríamos hecho viajando de otra manera, como por ejemplo, especias. Un kilito de buen pimentón en Marruecos nos salió por 25 dhms, eso sí,  primero nos pidieron 30, en el puesto de al lado nos habían pedido 40 pero el día anterior otros precios fueron 50, 80 y hasta 150! por las calles principales :) Tened en cuenta que la pimienta negra es siempre un poco más cara, pero no mucho más.

Una opción para comer fácil de encontrar es Le Kasbah, justo al pasar Bab Boujloud. Nos ofrecieron un menú por 70 dhms. Tanto ahí como en el resto de locales puedes negociar también el precio del menú aunque esté escrito en la pizarra, sobre todo si te ven dudar. A nosotros nos dejaron el menú a 50  dhms y la verdad es que  estuvo muy muy bien, entraba: sopa/ensalada + tagine/couscous/brocheta/tortilla + té/café + fruta (naranja con canela).
Medina de Fez
5  FEZ - HASSILABIED (MERZOUGA)
A las 5.30 estábamos en el coche dispuestos a viajar, nuestra idea era disfrutar del atardecer del desierto y no queríamos perdérnoslo. Nos habían dicho que contáramos con 10 horas para hacer el trayecto entre Fez y Merzouga pero tardamos poco menos de ocho y sin correr aunque sin parar tampoco (tan sólo hicimos dos paradas de unos 4-10 minutos). Salir de Fez nos llevó más de media hora. Es alucinante el constante cambio de paisajes que se divisan durante el trayecto: Cuando pasas por Ifrane y ves las casas de piedra y sus tejados parece que has viajado a Suiza, después conduces junto a llanuras a mucha altitud, con riachuelos, pequeñas cascadas, y lagos, como si estuvieras en Noruega. Más adelante te encuentras con montañas rocosas caprichosamente erosionadas por capas, Arizona? Después montañas con bastante vegetación, cruzando el atlas medio. Finalmente el paisaje se va volviendo más árido.

Aproximándonos a Hassilabied por pista
Mención especial en la ruta que hemos comentado anteriormente merece el palmeral del valle del Ziz entre Rissani y Merzouga. Un buen entrante de este paisaje ya lo presenciaremos unos kms antes de llegar a Errachidia.
Llegando a las dunas del Sáhara
Comemos en el alojamiento de Hassilabied por 70 dhms. Y después de descansar un poco tras esperar a que bajara un poco el sol (se pone un poco antes de las 8) nos fuimos a las dunas a caminar y corretear, alejándonos de los huellas marcadas por la gente que había estado durante todo el día aún quedaban dunas “vírgenes”.... dos horas después de estar dando vueltas nos dirigimos hacia la duna más alta, donde se encontraba  la multitud para observar la puesta de sol. Simplemente Impresionante.

El inicio del último tramo entre Erfoud y Hassilabied puede estaba en obras el día que pasamos por allí así que decidimos tomar la carretera R702 pensando que solucionaríamos el problema y, además, atajando. ¡Error! Unos kilómetros después el asfalto se convirtió en pista y más adelante en malas condiciones por lo que tuvimos que volver a la carretera general escoltados por un par de 4x4 que nos indicaron el camino más corto.
La arena se vuelve roja al aterdecer en el Erg Chebbi
Resulta curioso porque aunque todos tenemos en mente el desierto del Sáhara como un desierto arenoso con unas dunas formidables, en la parte que corresponde a Marruecos no es más que una llanura desolada muy parecido a lo que desgraciadamente vamos viendo cada vez más por el sur de España. De hecho es únicamente aquí, en esta pequeña superficie de únicamente cinco kilómetros de anchura y 22 de longitud junto a Hassilabied y Merzouga que se puede rodear fácilmente con un vehículo medio decente, donde se puede disfrutar de un desierto arenoso como tal en todo el país. Os animo a que le echéis un vistazo a google maps para comprobar con vuestros propios ojos lo chocante del asunto.
Camellos en el Erg Chebbi
Las dunas del Erg Chebbi (Erg significa desierto de arena) están junto a la localidad de Hassilabied, se puede llegar a ellas dando un paseo o incluso mejor, acortar la distancia con el coche, dejarlo aparcado donde se acaba la tierra y empieza la arena y ale, a caminar sobre ellas. Creo que lo más impresionante es ver como va cambiando el color de la arena según se pone el sol pasando amarillo pálido a ocre, anaranjado y rojizo, además resulta espectacular la sensación de textura algodonada a la vista de las impresionantes dunas “vírgenes” a las que es fácil llegar alejándose un poco de las huellas del resto de visitantes teniendo siempre como referencia visual el punto más elevado donde se irán acumulando poco a poco los viajeros para disfrutar de la puesta de sol. Algunas de las dunas tienen una gran altura, tanta como la tentación de  dejarse caer por ellas, eso sí, este paseo cansa y mucho.
Sombras en el Erg Chebbi. Arriba, al fondo, un grupo de personas esparando la puesta de sol
Puesta de sol desde la duna más alta
Impresionantes dunas del Erg Chebbi
6 MERZOUGA - GARGANTAS DE LA GODGHA - BOUMALNE DADÉS
La carretera de Erfoud / Arfoud a Tinerhir está en buenas condiciones. Paramos para visitar en el Ksar “El Khorbat” no nos llevó más de media hora.  Si viajas en semana santa es probable que coincidas con su festival de música tradicional en el que los grupos invitados despliegan su arte  durante todo el día en la pequeña plaza de la kasbah.
Cuando te adentras en los pasadizos interiores de “El Khorbat” te das cuenta de la función de las construcciones de barro, la luz apenas penetra en su interior y la temperatura desciende hasta unas medidas razonables para que la vida fluya sin inconveniente alguno por su sistema de galerías y pasajes, otro mundo, como podría ser el subterráneo de las ciudades canadienses durante su letargo invernal.
El Khorbat
Galerías por el interior del Ksar "El Khorbat"
Las vistas del palmeral de Tinghir desde los miradores de la carretera que asciende hacia la garganta son alucinantes, conduce sin prisas y párate las veces que sea necesario para disfrutar de estas vistas.
Oasis y palmeral de Tinehir
Para llegar a las gargantas en coche directamente desde Tinehir se puede tardar una media hora, aunque depende del momento del día y del estado de las obras. Hay un par de miradores en los que merece la pena detenerse, sobre todo a la vuelta, con el atardecer.
Oasis Tinerhir
Si te pasa como a nosotros, que se te hace la hora de comer volviendo de Merzouga, no pares a comer en los restaurantes de la carretera principal de Tinerhir, están reservados para grupos turísticos y los precios son abusivos, llegando a costar los menús básicos 110 dhms. Normalmente no me detendría en ningún lugar donde veas muchos 4x4 de agencias o minibuses turísticos. Poco antes de llegar a las gargantas del Todgha (carretera en obras los últimos kms) paramos a comer en  “La source du poisson sacrés” Muy bien de precio en un bonito entorno. Pocas mesas, junto a una piscina natural. 60-70 dhms el menú (Tagine verduras + ensalada + Postre + Té 65) (Brochetas e pollo + Patatas fritas + Te + Postre 70dhms).
Garganta de la Todra
A pocos metros del restaurante se puede iniciar una ruta de senderismo para llegar hasta la garganta a través de pequeños huertos. La compañía de un guía te puede salir por unos 20-30 dhms. Preguntamos al dueño del local (Ibrahím) y decidimos hacerla por nuestra cuenta, nos comenta que la vuelta se puede hacer sin problemas en taxi (5dhms) avisando que te dejen en el restaurante. Hay muchos grand-taxis para volver. Así que dejamos el coche e hicimos eso.  Si decides hacer esta ruta por tu cuenta la salida se encuentra justo en un puente que hay al lado del hotel Zakar, a la izquierda de la carretera según se sube. El tiempo de caminar es de una hora y media aproximadamente. El perfil es prácticamente llano. La parte final está un poco complicada porque cuesta adivinar por donde sigue el sendero así que en cuanto se vea que desaparezca lo mejor es cruzar el río en el primer puente que hay y terminar llegando por la carretera.
Un pueblo cualquiera al sur del gran Atlas
Las gargantas en sí son muy bonitas, sobre todo al atardecer, por los colores de la montaña, que van cambiando y por la ausencia de los paquetes turísticos. No lleva mucho tiempo visitarlas. Dejamos para otra ocasión continuar hacia el norte por la carretera hacia Imilchil. Dicen que es alucinante según vas avanzando haciabel norte.

7 BOUMALNE - GARGANTAS DEL DADES - SKOURA SIDI FLAH - OUARZAZATE
Y al final tropezamos con la trampa... Subiendo por la carretera de camino de las gargantas del Dadés, íbamos parando cada dos por tres para disfrutar del paisaje y el entorno. Magníficas vistas y fotografías. En una de esas  paradas un bereber se acercó al coche y nos ofreció un té, habíamos rechazado un montón de ofrecimientos pero bueno, parecía encantador, “no os quiero vender nada, nos garantizó”. Nos miramos y quisimos confiar en sus palabras, así que  nos le seguimos a una cuevecita bajo el bar Bleu Afrique del que, por cierto,  habíamos leído muy buenas críticas en TripAdvisor. Intuíamos que al final nos la acabará liando pero bueno, como siempre, dejamos claro que no queríamos nada... en fin, nos enseñó su muestrario de sortijas  y trabajos entre sorbo y sorbo y su simpatía se fue diluyendo a medida que veía que no había negocio. También en esta ocasión, primera y última.

Carretera hacia la Garganta del Dadés
Nos decepciona el valle de las rosas, principalmente porque las únicas rosas que vimos fueron en manos de los niños que las intentaban vender en los arcenes de la carretera a pesar de que habíamos leído que durante esta época del año estaría empezando a florecer. Comemos en uno de los restaurantes de carretera donde vemos que están haciendo carne a la parrilla  (hay varios seguidos) Elegimos el “Rendez vouz des amis” en Kelaâ M'gouna (50 dhms menú: tagine + ensalada + naranja de postre y té -- también  Brocheta de carne + ensalada + naranja con canela y agua). Nada del otro mundo.
Vistas del atlas nevado al norte de Kelaa M Gouna
Al terminar nos dirigimos a visitar la kasbah de Amerhidil. Merece la pena recorrerla por  dentro, el precio es de 20 dhms, creo recordar, pero está en bastante buen estado. Puedes recorrer las distintas dependencias. Al terminar la visita nos desplazamos hasta Sidi Flah, escogemos está ubicación en contra de otras de las kasbahs de los alrededores porque nos parecía que era la más interesante por su ubicación en un oasis. Y la verdad que es diferente, debes aparcar en un pequeño pueblo y luego caminar cruzando la huerta, para llegar a la zona vieja donde parece que el tiempo no haya pasado en siglos.  El único problema es que para llegar hasta allí hay que recorrer 10 kms de pista -que no está en mal estado para cualquier coche- pero que lleva más de media hora, en un sentido y en el otro. ¿Merece la pena? Si tienes tiempo y un todo-terreno sí.
Casas en Sidi Flah
Si te alojas en  Ouarzazate intenta en encontrar y cenar en el Snack Resto El Bhaja. Comida y precios de escándalo. Rodeados de gente local.
8 OUARZAZATE - AÏT BENHADDOU - TELOUET - MARRAKECH
Justo antes de llegar a Aït Ben Haddouhay un mirador a la derecha de la carretera, sobre una pequeña colina siempre hay coches aparcados y algunos puestecitos, el pueblo se queda abajo y las vistas, si la luz no es excesiva, son muy buenas. Continuando por la misma carretera se llega a la parte nueva del pueblo. Hay un aparcamiento por 5 dhms nada más llegar, pero no es necesario, puedes aparcar en cualquier lugar del pueblo, después, caminando siempre perpendicular al lado derecho de la carretera desciendes hasta el río, que separa el pueblo nuevo de la antigua Kasbah. Ahora hay un puente, anteriormente, por lo visto, debías cruzar en burro. Si no hay mucha agua también puedes cruzar sin problemas por varios lugares sobre las piedras y sacos que hay colocados. La entrada a la kasbah es gratuita.
Vistas de Aït Benhaddou 
Que este lugar haya sido elegido como escenario de rodaje de numerosas películas no es casual, de hecho, muy cerca, en Ouarzazate decidieron situar unos estudios cinematográficos aprovechando la coyuntura. La Kasbah es lugar único en el mundo, una ciudad de barro situada escalonadamente sobre una colina que parece que pudiera ser disuelta en cualquier momento por un simple chaparrón.
Kasbah Aït Ben Haddou
Una vez visitada la kasbah, tras un par de horas, continuamos nuestra ruta hasta Telouet, este es el  trayecto más impresionante que hicimos durante la ruta, tal vez porque era el menos esperado, tras visitar las gargantas del a Todgha y el Dadés. Nos aventuramos por una carretera sin muchas referencias (únicamente nos habían dicho en el hotel que estaba en buen estado salvo un tramo de pocos kms de pista en obras transitable por todos los vehículos) Pues lo dicho, un acierto. La carretera es una sucesión de kasbahs, curvas, oasis, miradores, colores. Siempre con el Gran Atlas en el horizonte. Alucinante. Finalmente llegamos hasta Telouet.

Reflejos en el desierto
carretera camino de Telouet
En Teluet visitamos el palacio del El Glaoui con sus preciosos patios revestidos. Si decides llegar hasta la puerta de la Kasbah y dejar el coche en el aparcamiento del restaurante por 5dhms. Si lo dejas 50 metros antes podrás aparcar sin problemas. Hay desierto para aparcar... Habíamos leído que la entrada costaba 20 dhms, y efectivamente, al llegar nos encontramos un grupo de chicos que venden tickets de entrada (supuestamente para mantenimiento). Parece muy poco formal, más bien da la sensación de que se aprovechan de la situación. También os encontramos con algunos guías que van con grupos. La carretera que continúa desde Telouet hasta enganchar con la principal no es muy buena, lo único positivo es que durante este trayecto tan bonito te has quitado gran parte de la subida del Atlas, pero quedará la bajada, que se hará eterna...
Kasbah Telouet
Paramos a comer en Taddart Izdar, un rato después de haber pasado por el famoso puerto de montaña Tizi n’tichka ya que vemos varios bares a pie de carretera y muchos camiones aparcados en la explanada de la derecha de la carretera, echamos un vistazo por fuera a todos (muy parecidos) y nos decidimos entrar al “restaurante” Al Alfouki. Como en muchos sitios, tienen un pedazo de carne colgada en la entrada. Pedimos kefta o steak achée (albóndigas bereberes)  para dos. 250 grms = 40 dhms x 2. La botella de agua 8 dhms y otros 8 dhms una ensalada grande (que siempre es pequeña) Desde ahí hasta el final de la carretera de montaña aún queda un rato de curvas, miradores, adelantamientos, camiones con cola en sentido contrario y, sobre todo, vendedores de imitaciones de la gemas y niños jugando al pie de la carretera. Parece increíble que ciertas personas se pasen los días aislados en solitario con una pequeña cabaña esperando que un coche se detenga.
Cruzando el atlas tras el paso del Tizi N'Tichka
9 MARRAKECH  
En Marrakech, aparcamos en el parking que hay frente a Bab Ksiba (puerta Ksiba) Una vez más nos piden más del precio que nos habían dicho en el alojamiento que es costumbre (30 dhms/noche) finalmente pagamos también sin problemas esos 60 dhms por las dos noches que dejaremos el coche.
Koutubia, la hermana mayor de la giralda, al fondo.
Tras darnos una ducha y descansar un poco nos vamos a la plaza Djma el Fna, que está a unos 10 minutos a pie. Es viernes, día de descanso en el Islam, así que las calles están a rebosar, al día siguiente, el sábado la afluencia se habrá reducido a la mitad. Cenamos en la misma plaza en el bar Toubkal. Nada recomendable. No vayáis. Al día siguiente fuimos al restaurante local Al Bahja en  Rue Bani Marine, muy cerca de Djma el Fna. Tiene muy buena crítica en Trip Advisor, totalmente merecida.
10 MARRAKECH - MULAY BOUSSELHAM - CEUTA
En Moulay Bouslelhamm hay un montón de restaurantes al llegar, todos muy turísticos, si caminas o llegas con el coche a la calle de atrás, verás otros con aspecto más cutrecillo pero misma calidad de comida a mucho mejor precio. Comida: 8 sardinas a la plancha 25. Platito pequeño de filete de pescado con patatas fritas 15 . Ensalada de tomate grande 8. Té moruno 6.

Pasar la frontera nos lleva más de una hora. Hay una gran cola. Si quieres pagar con tarjeta para llenar el depósito antes de cruzar la frontera ten en cuenta que las dos gasolineras de Fnideq no aceptan tarjeta.

                   

Copyright © Todos los Derechos Reservados           www.lemundoisnostro.com
Vistas a las afueras de Fez
Riad Tayba - Fez -
Lágrimas en el Erg Chebbi
Escondida en el Erg Chebbi
Estrenando pisadas en el desierto
Reventados justo antes de que comience la puesta de sol. 
Gargantas del Dadés


Aït Ben Haddou
Callejuelas en Chaouen


Medina de Fez


Té en Riad Tayba
Fez
Fez




No hay comentarios :

Publicar un comentario

También puedes escribir directamente a alfonsoaguilas@hotmail.com