Río Mosela y Castillos del Rin


Parece increíble que se pueda disfrutar de un ambiente tan tranquilo viajando cerca de una zonas más pobladas de Europa: La Renania del Norte-Westfalia donde cerca de 18 millones de personas conviven en un territorio del tamaño de Cataluña. Es invierno y eso ayuda, la ausencia de tráfico es una de las ventajas de aventurarse por estas tierras durante esta época del año.
Viajando durante la primavera y el verano la experiencia será más satisfactoria visualmente, cuando los colores empiecen a absorber el gris invernal y los paisajes ganem enteros, especialmente la parte que se recorre junto al legendario Rin, Rhin o Rhein, sea como sea que lo conozcas.

CONTENIDO
1 INTRODUCCIÓN  
Previaje - Postviaje
2 LA RUTA
Mapa -  Itinerario - Valoración - Sugerencias
3 INFORMACIÓN PRÁCTICA
Alojamientos - Gastos  - Enlaces
4 EL DÍA A DÍA
Impresiones - Opiniones - Consejos - Fotografías
1 INTRO
Esta ruta por Alemania la llevamos en combinación con un viaje a la región de Alsacia en Francia donde estuvimos tres días visitando Estrasburgo y una serie de pueblos con un ambiente navideño que les da un toque mágico.

¿Cuándo viajar?
Sin duda cualquier época del año tiene sus ventajas. En primavera, más concretamente durante  las vacaciones de semana santa, donde se respira un ambiente similar al navideño y verano cuentan con un clima más favorable pero también puede ser una buen momento llegar afinal de otoño y poder disfrutar de sus mercadillos navideños que, por norma general, están abiertos durante el mes anterior  a la navidad. En caso de viajar con la llegad del invierno es probable que te encuentres con la mayoría de ellos o cerrados o en vías de ser trasladados. En algunos pueblos aún quedaban algunas casetas abiertas, especialmente puestos de comida local; el resto o estaban recogidos o en vía de “desaparición”. Cabe recordar que en Alemania son festivos tanto el día 25 como el 26, fecha que marca el fin de los mercados. 
Si decides viajar en verano puede que también te interese saber que otra opción de recorrerla es en bici. Esta una ruta muy popular durante los meses cálidos, de hecho cuando muchas familias la recorren  alojándose en los campings que hay a lo largo de la ruta. Al final del viaje se suele desandar el camino mediante transporte público.
Gastronomía
Si en cualquier viaje por Alemania no debe faltar una degustación de alguno de sus platos adoptados como el Gulasch, el schnitzel o el apfelstrudel, en esta ocasión hay que añadir a la lista uno de los platos típicos de la zona, el Flammkuchen, una variante de la pizza italiana.  

A nosotros nos ha dado mucha tranquilidad saber que en muchas lugares podíamos contar con la opción de acercarnos a un supermercado Rewe. Disponen de una stand de comida fría, principalmente ingredientes para confeccionar tu propia ensalada al peso y llevártela en un envase de plástico. En la parte de charcutería también puedes pedir varios tipos de carne cocinados con o sin bollo de pan, pasa por algún Rewe ya sea para salir del paso o para llevarte la comida a casa al final de la jornada. A nosotros nos gustó tanto que repetimos.






2 LA RUTA
La ruta que conecta los ríos Rin y Mosela tiene una forma de boomerang cuyo nexo es Koblenz, donde confluyen sus aguas. Lo natural sería recorrerlas de un extremo a otro pero es bastante probable que por la logística del viaje no podamos empezar en ninguno de sus extremos por lo que lo más probable es que en un momento dado tendremos que desandar parte de la ruta o salirnos de este recorrido para continuarlo después, dividiendo la ruta en dos etapas, como fue nuestro caso.

Nosotros hemos alargado un poco más la ruta para visitar Aquisgrán y Monschau antes de recorrer el río Mosela. En nuestra planificación entraba pasar por Bad Münstereifel de camino hacia Cochem pero finalmente descartamos la visita por falta de tiempo. Durante la segunda parte del recorrido, por el valle del Rin, también hicimos una pequeña extensión para visitar Friburgo y Heidelberg antes de recorrer los pueblos más cercanos al sur de Coblenza.

Durante la ruta del río Mosel (26 -29 diciembre) encontramos un flujo medio-alto de turismo en la zona, sin embargo, cuando recorrimos el Rin (1-3 enero) el ambiente era más bien desolador, muy pocos turistas, castillos cerrados temporalmente y algunos pueblos con prácticamente todos sus restaurantes disfrutando de sus vacaciones de invierno. Como no, comparando el tráfico en la carretera y la dificultad para encontrar aparcamiento en ambos lugares, eran el Yin y el Yan. Aunque es probable que en parte el orden del recorrido influyera en este panorama (las vacaciones de muchos alemanes concluían al final del año) lo cierto es que la zona del Rin “vive” más de los cruceros se ponen en marcha con la llegada del buen tiempo.
Hicimos una ruta circular de 1460 kms que nos llevó a través de la frontera  franco-germana. Esta ruta la podemos dividir en tres partes dos de ellas transcurren por territorio alemán, concretamente las que viajen por los ríos Mosel y Rin. Nuestra expedición por Francia se limitó a unos días por la región de la Alsacia. Como hemos dicho, conectar ambas rutas sin visitar Francia es muy sencillo por lo que se puede organizar un viaje que nos llevará entre 4 y 6 días.
Volviendo al territorio germano, ambas rutas transcurren siempre junto al curso del río, siendo mucho más fácil pasar de un lado a otro del Mosel que en el Rin donde hay que hacerlo en la mayoría de ocasiones a bordo de transbordadores.

Las rutas: Mosela y Rin

Se pueden establecer muchos paralelismos entre las dos rutas: ambas comienzan o concluyen en Coblenza (Koblenz), transcurren a lo largo un río y el paisaje de viñedos acompaña todo el tiempo, consecuentemente, también en ambos casos, se puede disfutar de buen vino local. Por contra, aunque ambas rutas se pueden recorrer en sendas  riberas del río, “saltar” de un lado a otro del Mosel resulta mucho más sencillo que hacerlo en el Rin. El volumen de agua del Mosela facilita que haya puentes a cada pocos kilómetros, cosa que en el Rin, donde deberemos utilizar el transbordador para para pasar de un lado a otro. Otra diferencia notable es que la ruta por el Mosela va dibujando zig-zags por lo que muchos moteros la encuentran tremendamente atractiva en cambio, el Rin reúne una asombrosa cantidad de castillos, probablemente no haya otro lugar con tantas fortificaciones  por metro cuadrado.

MAPA Pulsa aquí para ver el mapa a través de Google Maps

ITINERARIO
Para ver el mapa ampliado en google maps onlinepulsa aquí
 Decepcionante. Desde nuestro punto de vista está sobrevalorado   
★★ Puede ser interesante en otra época o  para viajeros con algún interés específico.
 ★★★ Está bien. Debe incluirse en el recorrido si hay tiempo suficiente.  
★★★★ Muy interesante. No debe faltar en tu ruta
 ★★★★★ Lo mejor de la zona (o de la ruta). No dudes en dedicarle más tiempo.
ETAPAS DIARIAS
VALORACIÓN
VALLE DEL RÍO MOSELA
1
ALICANTE - COLONIA - AQUISGRÁN (AACHEN)  
Traslado
2
AACHEN - MONSCHAU -  COCHEM
★★★
3
COCHEM - BEILSTEIN - ZELL - TRABEN TRARBACH - BERNKASTEL - TRIER - ESTRASBURGO
★★★★
CASTILLOS DEL RIN
4
FRIBURGO - HEIDELBERG
★★★
5
HEIDELBERG - BINGEN - BACHARACH - OBERWESEL - BOPPARD - WALDESCH
★★★
6
 WALDESCH - LAHNECK  CASTLE (LAHNSTEIN) - MARKSBURG CASTLE  (BRAUBACH) - COLONIA
★★
7
COLONIA - ALICANTE
Traslado
Lo más nos gustó (y no debes perderte)
Disfrutar de la conducción, el entorno, los paisajes, el ambiente, la tranquilidad de sus pueblos y la facilidad para movernos por la zona.

Lo que cambiaríamos (una vez hecho el viaje)
Habríamos alargado un día más la ruta por los pueblos del río Mosela. Eliminaríamos parte de la ruta tanto en la zona del río Mosela como en la de los castillos del Rin como explicamos debajo en “La ruta perfecta”.

Lo que no hicimos (y mucha gente hace)
Visitar el interior de los castillos, bodegas y cruzar al otro lado del Rin en algún transbordador.

Lo que nos hubiera gustado hacer (de haber tenido más tiempo)
Desviarnos más veces de la carretera principal en el valle del Rin para tener vistas panorámicas desde los distintos miradores que hay y explorar otras vías secundarias que serpentean las laderas del valle.

LA RUTA PERFECTA
Dicho lo dicho aquí arriba y tras la experiencia del viaje os dejo lo que, a mi juicio sería la ruta que haría si volviera a repetir el viaje.

VALLE DEL RÍO MOSEL
1 ALICANTE - COLONIA - COBLENZA (Si el vuelo llega por la tarde, como fue nuestro caso, de lo contrario comenzaríamos ese mismo día la ruta por el Mosel)

2 AACHEN - ruta senderismo hasta el castillo de Eltz -  COCHEM - BEILSTEIN - ZELL - TRABEN TRARBACH (dormir en cualquier pueblo de la ruta según ritmo de viaje)

3 TRABEN TRARBACH - BERNKASTEL - TRIER - Noche en el punto de origen de la siguiente etapa. Bacharach (a poco más de una hora 113 kms) puede ser una opción buena para continuar por los castillos del Rin.

CASTILLOS DEL RIN
4 BACHARACH - OBERWESEL - BOPPARD - WALDESCH

5 WALDESCH - LAHNECK  CASTLE (LAHNSTEIN) - MARKSBURG CASTLE  (BRAUBACH) - COLONIA

6 COLONIA Visita y vuelo de vuelta


ALOJAMIENTOS
De todos los alojamientos en los que estuvimos, nos gustaría destacar los siguientes:
Nombre:   Teléfono de contacto.  Reserva Booking:  Opinión
Aquisgrán / Aachen
Art Hotel 45€
A favor: Aparcamiento privado.
En contra: Wifi mal, cama muy blanda, alejado del centro
Cochem
A favor: Habitación amplia, con tetera, frigorífico, personal muy bien
En contra: No había calefacción en el baño, no había artículos de aseo en el baño ,10 € más caro que en fechas cercanas.
Heidelberg
Hotel Central 39,69€
Aunque esperábamos una habitación vieja, por lo que habíamos visto en las fotografías, para nuestra sorpresa nos encontramos con una habitación completamente nueva, prácticamente a estrenar. Los recepcionistas fueron muy amables y simpáticos con nosotros. Hay café gratuito 24h frente a la recepción .Tuvimos suerte y pudimos dejar el coche justo en la puerta del hotel, donde es gratuito todo el día. Teniendo en cuenta la habitación que tuvimos podemos decir que muy buena relación calidad-precio.
Waldesch (Koblenz / Boppard)
El alojamiento está completamente equipado y muy limpio. Te sientes como en casa.Patrick nos atendió maravillosamente, dándonos una detallada información sobre las posibles actividades en los alrededores. Waldesch es un buen punto de partida tanto para explorar el Rin como el Mosela. Una estancia genial si tienes medio de transporte propio.
Si aún no has probado Airbnb, siguiendo este enlace puedes conseguir 25€ de descuento en la reserva.
Colonia

Muy buena ubicación, el mobiliario de nuestra habitación era un tanto antiguo y la moqueta necesita un repaso. El personal muy amable. En este precio (48€ sin desayuno) no repetiríamos.


ENLACES DE INTERÉS
Aquí dejamos una recopilación de los fuentes de información más relevantes que hemos encontrado en la red.
WEBS
Si deseas ampliar  información, antes y durante tu viaje te recomiendo que eches un vistazo a Wikitravel (del país). Puedes encontrar contenidos en español, francés  y otros idiomas pero mi consejo es que eches un vistazo a la versión en inglés. Wikitravel se actualiza permanentemente con la información de muchos viajeros así que es una herramienta de un gran valor. Además de la fantástica web puedes descargar la APP teniendo un montón de información disponible sin conexión a internet.
Información local sobre el valle del Mosel: https://www.mosellandtouristik.de/en/
Senderismo por el valle del Mosel:
Castillo de Eltz: http://eltz.de/en/
Senderismo por el Rhin: http://www.traumpfade.info/home/
Información local sobre el valle del Rhin:  https://www.romantischer-rhein.de/es/#start
Información detallada de los castillos del Rhin:

4 DÍA A DÍA
PUEBLOS DEL VALLE DEL MOSELA
De  Coblenza  a Treveris  (Koblenz-Trier)
La mejor manera de explorarla en invierno es mediante vehículo propio. Comenzamos la ruta en Cochem (esquivando Coblenza y el famoso castillo de Eltz, este último por falta de tiempo) y dedicamos un día completo en cubrir el trayecto Cochem - Trier (viajando desde Bernkastel hasta Trier por autovía) Si volviéramos a repetir la ruta intentaríamos incluir castillo de Eltz y le dedicaríamos, al menos, mediodía más (lo cuál se convierte en un día completo en invierno). Con este tiempo adicional habríamos completado toda la ruta siguiendo el curso del río y le podríamos haber dedicado más tiempo a Zell y Bernkastel, además, nos habríamos salido de la ruta en más ocasiones para obtener alguna panorámica del río. Nuestro consejo: dos días y una noche (como mínimo) para disfrutar plenamente de la zona.


¿Qué hacer después del Mosela?
A partir de Trier hay varias opciones: Si quieres iniciar la ruta por el Rin directamente puedesregresar a Coblenza por autopista en poco más de una hora al final la jornada y despertarte al siguiente día en el origen de la nueva ruta. Más o menos la misma distancia pero un poco más de tiempo nos llevaría hasta Bingen para hacer la ruta de sur a norte.
Otra opción es continuar el viaje hasta Luxemburgo y visitar la ciudad, para continuar el viaje por Bélgica.  Un poco más lejano nos queda la opción de la Alsacia en Francia viajando a Estrasburgo para comenzar una ruta por sus pueblos más destacados (esta fue nuestra opción).

Como hemos visto son varias las puertas que se abren gracias a la zona geográfica donde nos encontramos.

1  ALICANTE - COLONIA - AQUISGRÁN (AACHEN) 88 KM
Recogimos el coche a las 16:30 para cuando empezaba a atardecer así que al llegar a Aquisgrán nos dio tiempo a dar un paseo nocturno, cenar y comprar algunas cosas. De haber tenido un poquito más de tiempo, al menos un poquito de tiempo con luz, habríamos dado por concluida la visita a la ciudad en esta primera jornada. No hay mucho que ver más allá de las calles peatonales y plazas que rodean a la catedral.
De lo mejor de la visita, los escaparates de las tiendas, difícil resistir la tentación de entrar y comprar cualquira de sus golosos productos.
Al día siguiente visitaremos el interior de la catedral donde se encuentran los restos de Carlo Magno. Nos gustó mucho un restaurante vegetariano llamado Pfannen Zauber

Escaparates irresistibles

Monschau

Vidrieras y columnas en la catedral de Aquisgrán
Vistas nocturnas del ayuntamiento de Aquisgrán
Escaparates irresistibles - Aachen (Aquisgrán)

2 AACHEN - MONSCHAU -  COCHEM 

A diferencia de Aquisgrán, Monschau es un pueblo con mucho encanto tanto por su arquitectura como por su enclave (situado entre dos escarpadas laderas). Si no se va prestando atención podríamos pasar sin percatarnos de la presencia del pueblo ya que queda medio escondido junto al curso del río mientras la carretera transcurre unos cuantos metros más arriba. 

Después de dar una breve vuelta por Aquisgrán partimos hacia Monschau. Apenas 30 kms separan estas dos localidades. El aparcamiento en Monschau cuesta 2€/hora por lo que si estás pensando gastar un poco más de tiempo igual te interesa aparcar en la parte alta del pueblo desde la que puede llegar caminando en 10 minutos (puedes verlo en el mapa que adjuntamos arriba).

Casas junto al río - Monschau -
Monschau entre montañas


Iglesia en Monschau
Paseando por Monschau
Paseando por Monschau

Noche en Cochem

En caso de tener tiempo disponible, por ejemplo en un viaje durante el verano o de haber partido directamente desde Aquisgrán a primera hora, se puede extender el viaje pasando por Bad Münstereifel. Esto nos llevará unos 30 kms adicionales, haciendo un total de 185. Añade otros 30 kms más si quieres visitar el castillo de Eltz antes de descender hacia Cochem a lo largo del río.
Finalmente, otra opción a tener en cuenta es pasar la noche en Koblenz (Coblenza) y comenzar la ruta  desde allí.
3 COCHEM - PUEBLOS MOSELA - ESTRASBURGO
Vistas de Cochem

Castillo y viñedos de Cochem

Paseando por Cochem

COCHEM
Cochem es probablemente la joya de la corona en la ruta, hacemos la noche aquí así disfrutamos tanto de un paseo nocturno como otro matinal. Durante la caminata que hacemos la primera noche bajo sus luces tenues nos da la sensación de que será una visita rápida sin embargo a medida que vamos paseando descubrimos pasajes, callejuelas y escaleras como las que suben hacia el monasterio (klosterstreppe) desde la cabina de teléfonos. 

Si se dispone de tiempo en los alrededores de Cochem hay distintos puntos panorámicos desde los que disfrutar de unas estupendas vistas y, como no, llegar hasta el castillo
La cabina británica en Coche
Cochem


Ellenz-Poltersdorf desde Beilstein
BEILSTEIN
Prácticamente no hemos arrancado el coche cuando llegamos a Beilstein, como ocurrirá durante toda la ruta los pueblos se van sucediendo unos a otros, apenas estás alejándote del anterior cuando divisas los carteles del siguiente, además, en muchas ocasiones nos encontramos con un pueblo "reflejo" al otro lado del río como ocurre en Beilstein desde el que tenemos unas bonitas vistas de Ellenz-Poltersdorf y sus viñedos.

Beilstein es un pequeño reducto que se visita en menos de media hora pero en donde merece la pena detenerse, está al otro lado del río con respecto a Cochem. 

Beilstein
Paseando por Beilstein
Beilstein

Panorámica de Zell
Viñedos desde Marienburg
MARIENBURG Y ZELL
Pronto estamos otra vez en marcha con destino al castillo de Marienburg. Al parecer, desde Zell se contemplan unas de las mejores vistas del curso del Mosela desde algún punto elevado que no llegamos a encontrar. Sí ascendimos hasta el castillo de Marienburg para divisar uno de los múltiples meandros del río, un giro en herradura que divisamos desde una altitud considerable pero no, no es esta la vista que queríamos encontrar. Como no vamos muy sobrados de tiempo pasamos por Zell muy de puntillas (dando un paseo en coche).


TRABEN-TRARBACH

Continuamos hacia Traben - Trarbach, pueblo donde encontramos el mayor afluente de público de la jornada. Este pueblo se encuentra dividido en dos partes, una a cada lado del río. De hecho, como ocurre con muchos pueblos y ciudades, antiguamente eran dos localidades independientes, no fue hasta el inicio del siglo pasado cuando se unificaron bajo un mismo municipio. En la ribera del río se puede encontrar aparcamiento gratuito fácilmente.

Cruzando el helado puente de Trarbach a Traben
Placita en Traben-Trarbach

Bernkastel

TRIER (TREVERIS)
Nuestra penúltima parada será Bernkastel, no tenemos mucho tiempo así que no nos podemos detener tanto como nos gustaría así que tras dar un paseo con el coche continuamos la ruta hacia a Trier, una ciudad con un casco histórico muy bonito donde destacan, además e su sorprendente "Porta Nigra", sus plazas e iglesias.
Así como se dice de la catedral de Aquisgrán que es la más antigua del norte de Europa, Trier es por muchos reconocida como la ciudad más antigua de Alemania.
A las 18:30 damos por concluida la jornada y partimos hacia las afueras de Estrasburgo donde llegamos sobre las 20:40.
Porta Nigra en Trier
Iglesia en Trier
A las 18:30 damos por concluida la jornada y partimos hacia las afueras de Estrasburgo donde llegamos sobre las 20:40.

CASTILLOS DEL VALLE DEL RHIN
De  BINGEN a COBLENZA   Koblenz / Bingen
Recorremos un montón de pueblos que conviven no sólo con la armonía del fluir del Rin sino también con el estruendo de los trenes que viajan constantemente en ambos sentidos. Trenes, embarcaderos, viñedos y especialmente sus castillos dan un toque de autenticidad a este recorrido. A modo de apreciación, resaltar que algunos de los castillos de la zona no están abiertos durante esta época del año lo cuál puede determinar el calendario de viaje para aquellos amantes este tipo de edificaciones

Castillos del valle del Rin
FRIBURGO
Dedicamos poco más de un par de horas a la visita del centro histórico de Friburgo. Salvo que te encuentres con los mercadillos propios de navidad (en el inicio del año nuevo ya estaban retirados) los de verano o tengas interés por visitar sus museos, un recorrido por el centro histórico no lleva mucho rato. Cerca del centro hay varias calles donde poder dejar el coche gratuitamente, nosotros optamos por Bernhardstrasse, desde aquí en menos de 5 a pie se llega al centro. 

La imponente catedral gótica, con una altura que supera los cien metros, se divisa desde cualquier lugar de la ciudad, sin duda es el edificio más emblemático aunque en la ciudad hay un buen número de edificios pintorescos así como un par de torres de reloj monumentales. Por otra parte, por el centro también nos encontraremos con canales y arroyos muy fotogénicos.


Teatro de Friburgo

La casa roja. En la plaza principal de Friburgo


Encuentra el Mc Donalds en Friburgo
Canal en Friburgo
Torre de reloj en Friburgo
Catedral de Friburgo

HEIDELBERG
Para muchos Heidelberg es  uno de los pueblos más bonitos de Alemania, a nosotros nos dejó un sabor agridulce. Por una parte nos sorprendió gratamente el palacio, más bien parece fortaleza (o lo que queda de ella, que no es poco). Además, las vistas desde aquí son muy buenas, especialmente al atardecer. Esa primera noche dimos un pequeños paseo también por el centro histórico donde nos encontramos con un par de plazas con mucha vida, puestos de comida, pista de patinaje, ir un ir y venir de gente por las calles aledañas.
A la mañana siguiente volvimos para recorrer las calles principales que se resumen en grandes vías donde los comercios, bares y las tiendas de última moda se mezclan con iglesias y edificios barrocos perfectamente conservados, tanto que por momentos nos da la sensación de estar más en uno de esos nuevos centros comerciales al aire libre y con edificios de estilo retro que en la ciudad. Podríamos decir que con una mañana sobra para visitar tanto el conjunto histórico y el palacio. El ascenso hasta el palacio puede llevar un buen rato, nosotros llegamos en coche, hay jardines y miradores que se pueden acceder libremente, luego hay otra zona que es de pago y que incluye la visita a las zonas de interior. A partir de las seis de la tarde se pueden visitar gratuitamente los exteriores de los edificios de pago.
Interior del palacio de Hiedelberg y el recuerdo de Petra.

Exterior del Palacio sobre Hiedelberg
Vistas desde el Palacio de Heidelberg

Exteriores del Palacio de Hiedelberg
Hiedelberg
Hiedelberg

2  HEIDELBERG - BINGEN - BACHARACH - OBERWESEL - BOPPARD
BINGEN
Tras dar un paseo matutino por Hiedelberg nos desplazamos hacia el próximo destino: Bingen.
Es el primer pueblo que visitamos en la ruta del Rhin y el que menos nos gustó, subimos al promontorio en el que se asienta un castillo reconvertido que alberga distintas  oficinas municipales. Unas vistas que no nos dicen mucho desde el castillo y un par de iglesias son los atractivos del pueblo que, tras dedicarle algo más de una hora, resolvimos que podríamos haber esquivado.
BACHARACH
Bacharach nos quitará el sabor de boca amargo que nos dejó Bingen. Durante un buen rato lo único que escuchamos es el pasar de los trenes. Los vecinos parecen haber hibernado hasta la llegada del bueno tiempo, nos encontramos a unos pocos en la panadería y algunos más en el único restaurante del pueblo que permanece abierto en estas fechas. (Probablemente serían visitantes foráneos). El resto de locales orientados al turismo están cerrados por vacaciones de invierno y probablemente no vuelvan a recibir clientes hasta que los ferries turísticos comiencen a transitar el Rhin con la llegada de la primavera. Dicho esto, recorremos el pueblo a nuestras anchas y tenemos que reconocer que nos llevamos muy buena impresión. Poco después de salir, y como viene siendo costumbre, nos detenemos para contemplar las vistas de Kaub, una localidad situada al otro lado del Rhin.
OBERWESSEL
Así como Bacharach, Oberwessel es el otro pueblo que nos pareció gozar de más encanto. Pequeñito, no lleva más de una hora pasear por el centro, además, antes de partir llegamos en coche hasta la parte más alta donde hay una iglesia y algunas ruinas.
BOPPARD
Prácticamente ha caído la noche cuando llegamos a Boppard lo cual no impide que disfrutemos de un buen paseo nocturno, además, paradojas de la ruta, es aquí y a estas horas cuando encontramos más ambiente en toda la jornada. Boppard aunque es más grande que los dos pueblos anteriores, no deja de ser un pequeño pueblo lo "visitable" queda concentrado en pocos metros.
Hiedelberg

Castillo de Bingen
Iglesia en Bingen
Iglesia en Bingen

El arbol de Bacharach
Viñedos en Bacharach
Bacharach
Calle principal en Bacharach

Kaub al norte de Bacharach
Obwerwessel
Plaza principal Oberwessel

Boppard
Navidad en Boppard
Boppard
3  WALDESCH - LAHNECK  CASTLE (LAHNSTEIN) - MARKSBURG CASTLE  (BRAUBACH) - COLONIA
Para la última parte del viaje nos acercamos a recorrer un trocito de la otra orilla del Rhin, justo a la que se llega inmediatamente desde Coblenza para visitar el castillo de Lahneck y el Marksburg. Después nos dirigiremos a Colonia para dar un paseo al atardecer, a la mañana siguiente tenemos el vuelo de regreso. Al llegar al primero de los castillos nos encontramos con que el acceso está cerrado así que nos quedamos con las vistas que obtuvimos desde la carretera, como otros muchos.
Como dijimos más arriba, si piensas tienes intención de visitar el interior de los castillos el invierno no es la mejor opción ya que muchos permanecen cerrados. Al llegar al castillo de Marksburg nos encontramos con el mismo infortunio: "cerrado" pero en esta ocasión la suerte se aliará con nosotros ya que poco después de aparcar nuestro coche vemos como empiezan a llegar invitados de una boda que se celebrará en el recinto por lo que podemos acceder a una parte del castillo.
A la vuelta nos detenemos en el pueblo: Braubach donde damos un pequeño paseo y pasamos por la cafetería-pastelería Maas antes de partir hacia Colonia.

Castillo de Marksburg 
Stolzenfels Burg frente al castillo de  Lahneck


Braubach


Catedral de Colonia

Árbol bajo la lluvia
4  COLONIA - ALICANTE

Hora de volver. Tenemos el vuelo por la mañana así que no hay tiempo para nada. Si cabe, destacar la proximidad entre el aeropuerto y Colonia y la buena, económica y frecuente conexión que hay mediante tren.

Copyright © Todos los Derechos Reservados           www.lemundoisnostro.com


0 comentarios:

Publicar un comentario

También puedes escribir directamente a alfonsoaguilas@hotmail.com