Diez lugares que visitar en Croacia




Tras tres incursiones por el país en los últimos quince años y varios trotes por el resto de Repúblicas de la antigua Yugoslavia, he decidido recopilar en pocas líneas diez fantásticos lugares para recorrer en Croacia (mejor si es en una ruta en coche).

La bulliciosa costa croata no es precisamente conocida por sus playas de arena blanca ya que es sobre cantos rodados, rocas y hormigón donde descansan la mayoría de las toallas; sin embargo, sus aguas cristalinas y la multitud de islas que recorrer lo convierten en un destino sólido para los meses de calor. 


Esta ruta no va de playas ni de islas sino de todo lo otro que ofrece este precioso país y, por lo tanto, vale para cualquier época del año concentrando lo mejor de Croacia continental, bajo mi punto de vista, claro.

En 1985 se produjeron 65 millones de pernoctaciones en el país (siendo todavía miembro de Yugoslavia); tuvieron que pasar 30 años para que se volviera a superar esa cifra en 2015. Los estragos de la guerra alejaron a los turistas (principalmente) centroeuropeos que, poco a poco, han ido regresando y también antiguos vecinos de la República Yugoslava que veraneaban un año sí y otro también, muchos de estos últimos no han vuelto ni volverán. Con dodo, el número de visitantes aumenta año tras año y en 2019 visitaron el país casi 20 millones de personas.

Este recorrido por Croacia es eminentemente costero y principalmente abarca el litoral continental del adriático. No faltan atractivos para pasar tranquilamente un par de semanas por el país. La mayoría de los viajeros lo visitan en verano y realiza el mismo recorrido por lo que los lugares turísticos suelen estar saturados. Dicho esto, la primera recomendación para recorrer el país sería evitar los meses de julio y agosto.


Vista aérea de Istria


1. PENÍNSULA DE ISTRIA


Istria es un territorio perfecto si tienes pocos días para acercarte a Croacia y una obligación en el caso de que dispongas de cierta holgura. Además, puede ser una combinación perfecta para un viaje por Eslovenia o por el norte de Italia gracias al repertorio de aeropuertos del noreste de Italia (Venecia, Treviso y Trieste).

Aunque Istria únicamente representa una pequeña porción del territorio de Croacia, hay mucho para ver y hacer y ver durante al menos tres o cuatro días.


Durante el recorrido por Istria se puede combinar perfectamente algunos momentos de  descanso, disfrute de su gastronomía y visitas a sus pueblos con un marcado carácter italiano.

Al poco de cruzar la frontera nos desvíamos hacia la primera parada en territorio croata que será la localidad de Umag cuyo pequeño casco histórico se encuentra en una diminuta península. La visita se demora más o menos el mismo tiempo que la búsqueda de aparcamiento (en temporada alta). Según vamos descendiendo por la costa llegaremos Porec y Rovinj, dos  bonitas localidades que guardan ciertas similitudes.



viaje-a-croacia
Tejados en Porec

turismo-croacia
Callejeando en Rovinj


Al sur de Istria se encuentra Pula, conocida por su anfiteatro romano. Aún más  al sur llegamos hasta la Península de Premantura, con playas de aguas tranquilas y muchas piedras, como la inmensa mayoría de playas que encontraremos durante este periplo.

Nosotros pasamos un total de tres noches en Pula y desde ahí hicimos distintas excursiones, las distancias no son grandes y te ahorras estar cambiando de alojamiento.

Una actividad espectacular y a un precio muy asequible (al menos cuando nosotros lo hicimos) es sobrevolar el sur de Istria en avioneta. Volamos con una compañía ubicada a las afueras de Pula, por desgracia no recuerdo el nombre pero seguro que con ayuda de internet no habrá problema en dar con alguna compañía. Las vistas Pula y su anfiteatro, la costa de Medulin y las islas del Parque Nacional Brijani son espectaculares.

Antes de salir de Istria nos detenemos en el pueblo de montaña de Labin para disfrutar de sus vistas sobre el mar.


Anfiteatro Pula
Vista aérea del anfiteatro de Pula 

playa-de-pula
Playa penínsua de Premantura

pula
Casco histórico en Pula

2. DUBROVNIK


Archifamosa y atestada de turistas. A pesar de ello sería estúpido decir que Dubrovnik se haya convertido en un lugar prescindible en una ruta por Croacia. Si lo visitas en pleno julio o agosto puede que te arrepientas. A pesar de estar en el otro extremo del país merece la pena llegar hasta aquí para pasar unos días haciendo excursiones por los alrededores y estableciendo Dubrovnik como campamento base. Otra opción es llegar direcdtamente en avión. 

Junto a la visita de Dubrovnik no debe faltar la pequeña localidad costera  de Cavtat, cerca de aquí también se encuentra la localidad vinícola de Trebinje en la República de Srpska (Bosnia y Herzegovina). Algo más alejado, pero también factible para una excursión de un día, Kótor, en Montenegro (muy recomendable). 


Entre Split y Dubrovnik también nos podemos desviar hacia Mostar, en Herzegovina (BiH). Otra opción que tienes para desconectar de las multitudes es viajar hasta la isla de Mljet, para la cual tendrás que tomar un viaje corto en ferry desde Ston. Mljet no sólo es la isla más sureña del país sino también la más verde. Destaca, además, por tener una isla dentro de la propia isla.


dubrovnik
Dubrovnik

visita-dubrovnik
Atardecer en Cavtat

isla-mljet
Isla de Mljet


3. LAGOS DE PLITVICE

 

Los lagos de Plitvice son un conjunto de lagunas y cascadas que destacan por sus tonalidades de colores. La visita transcurre entre suelo firme y pasarelas de madera, cuenta con media jornada entre el tiempo que se está allí y el desplazamiento.

Desde hace unos años está incluido en la lista de Patrimonio de la Unesco y, como no, es una parada obligatoria aunque requiere de un pequeño desvío en la ruta de la costa.

Entre Istria y los lagos hicimos una parada en  Rijeka, donde pernoctamos, por cierto, esta ciudad ha sido elegida como capital europea de la cultura en 2020. 


Al día siguiente paramos en la playa de Kraljevica con vistas al puente de la isla Krka, otra playa más de cantos rodados. 



plitvice

viaje-por-libre-croacia


4. ZAGREB


Hace diez años no hubiera colocado a Zagreb en los primero puestos, de hecho no la consideraba una ciudad bonita pero mi percepción ha cambiado mucho tras una segunda visita y las grandes inversiones que se han hecho en la capital de cara a mejorar su imagen. 

Vale, tal vez no (¿no?) sea la capital más bonita de las repúblicas de la antigua Yugoslavia pero deberías incluirla en tu ruta salvo que odies las grandes ciudades. Sin duda, Zagreb ha ido puliéndose con el paso de los años. A pesar de estar alejada de la costa Zagreb es lo suficentemente versátil como para resultar atractiva en cualquier estación del año. 

Una excursión recomendable desde Zagreb es la pequeña localidad de Varaždin, cerca de la frontera con Hungría. Si viajas en verano echa un vistazo al calendario de su festival de verano "Spancirfest" un espectáculo que reúne a cientos de artistas en la calle.

Consejo: Si piensas pasar unas horas por la ciudad, intenta alquilar alguna bicicleta, podrás recorrer no sólo el centro urbano sino otras atracciones un poco más alejadas. Zagreb es una de las ciudades europeas mejor preparadas para recorrer en bici y a los habitantes de la Croacia central y Eslavonia les encanta utilizar este medio de transporte.







Varazdin

5. TROGIR


Le llaman la perla de Croacia y no le faltan méritos. La villa medieval de Trogir es parada obligatoria entre Sibenik y Split. La ciudad antigua se halla en una pequeña isla conectada por dos puentes con el resto de la localidad. Las distancias son pequeñas, en menos de cinco minutos se puede caminar de un extremo a otro. A pesar de ser un pueblo de apenas diez mil habitantes  y de su reducido tamaño, hay mucho para visitar en la que sin duda es el pueblo con más encanto de toda Dalmacia. Desde 1997 figura en la lista de Patrimonio de la UNESCO.


trogir
Paseando por Trogir

6. SIBENIK


Encaramada sobre una colina, Sibenik es un encantador laberinto de empinadas callejuelas. Su catedral es de las más imponentes del país. Si puedes, no te pierdas la puesta de sol desde las ruinas de su castillo, sobre el cementerio. La historia reciente de Sibenik, como la otras ciudades croatas ha sido convulsa, ocupada por austriacos, alemanes e italianos (en dos ocasiones) vio también como muchos de sus edificios quedaban dañados con los bombardeos de ingleses y norteamericanos.

sibenik

7. ZADAR


La villa histórica de Zadar se encuentra en una península, conserva aún partes de su antigua muralla fruto de ser una fortaleza veneciana. Con varias calles peatonales, blancas fachadas y tejados rojos (algo predominante en Dalmacia) fue prácticamente restaurada  por completo tras los bombardeos de la segunda guerra mundial.

Uno no debe perderse la puesta de sol en su paseo marítimo escuchando su órgano marino (morske orgulje) que suena con el empuje de las olas del mar.

Al norte de Zadar encontramos  la Isla de Pag que presenta unos sus paisajes lunares, toda esta comarca es muy frecuentada por el turismo nacional, de hecho a Novalija se le conoce como la Ibiza croata.

Tampoco debe faltar en tu recorrido una parada para disfrutar del precioso puente de Maslenica


Zadar
Órgano marino en Zadar

pag
Isla de Pag


8. SPLIT


La zona visitable de Split es relativamente pequeña y en un par de horas como mucho estaremos cambiando de lugar. Ls alrededores del casco histórico son muy poco atractivos para el turista.

El centro de Split, que yace junto al mar, conserva edificios de hace más de 1600 años, es un pequeño museo al aire libre.


Split

Split


 9. OSIJEK


Realmente tenía dudas si incluir Osijek o no en esta lista y bueno, a decir verdad, no la recomendaría en una ruta por Croacia pero si estás de paso por la zona, de viaje hacia Serbia o cruzando de Bosnia a Hungría puedes parar una horita en la ciudad. No hay muchísimo para ver en el centro de la ciudad pero merece la pena dar un paseo tanto por la ciudadela, que conserva aún muchísimos impactos de bala, los alrededores y pasear junto al río Drava.

Además, no lejos de aquí se encuentra la enorme catedral de Dakovo y, mucho más cerca, el parque natural Kopacki Rit, para los apasionados de las aves. Personalmente, hice un par de recorridos en bicicleta por el parque y salí un tanto decepcionado aunque es verdad que no hice ninguno de los paseos en barco por los humedales que parece que son su plato fuerte. Por último, para los curiosos de la guerra de los balcanes, a pocos kilómetros de encuentra otro enclave histórico: Vukovar.


Rio Drava




Varazdin


10. RIJEKA


A pesar de que tengo buenas referencias de Rijeka, no puedo ponerla más que en esta posición de la lista porque no la conozco personalmente, eso sí, el simple hecho de que fuera capital cultural europea me anima a tenerla en cuenta para mi próxima visita por el país.



Con todo esto seguro que te preguntas, ¿cuántos días hacen falta para hacer un recorrido decente? Si quieres hacer un recorrido en coche, yo no viajaría a Croacia para estar menos de una semana. Mi recomendación serían unos diez días, más si viajas en temporada de baño y quieres pasar algunos momentos disfrutando del litoral o si planeas adentrarte en los países colindantes.

Hay, al menos, otros dos viajes muy interesantes que se pueden llevar a cabo pasando un buen tiempo en el país: el primero sería recorrer algunas de sus islas principales ( a las que también podemos llegar en coche). El segundo consistiría en conectar Ljubliana, Zagreb y Belgrado, en un viaje que podría tener su inicio recorriendo la costa de istria (parte eslovena y croata) y un final pasando por Novi Sad (Serbia) para adentrarnos en las poblaciones del sur de Hungría antes de regresar de nuevo a través de Eslovenia.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Si tu comentario no aparece, prueba desde otro navegador por favor. En ocasiones el navegador Google Chrome da problemas. Gracias.