Israel, viaje exprés de 4 días.



Esta crónica de viaje narra las peripecias de una visita exprés a los territorios vecinos de Israel y Jordania. Tuvimos la suerte de poder ajustar un itinerario muy completo en muy pocos días aunque basándonos en la ruta que realizamos lo recomendable sería pasar algunos días más en la zona para poder recorrer otros lugares que nos quedaron pendientes y llevar un ritmo de navegación un tanto más relajado.

A pesar de lo que pueda parecer en una primera instancia, preparar este viaje por tu cuenta es relativamente fácil, si además, optas por hacerlo en vehículo propio podrás disfrutar de la variedad de sus paisajes a tu ritmo, adentrarte en la zonas rurales donde apenas hay presencia turística y explorar lugares que quedan un poco más alejadas de las rutas más trilladas. Con tiempo suficiente podrás explorar zonas como el desierto de Negev, llegar hasta Acre, junto a la frontera del Líbano o recorrer las remotas poblaciones del Mar de Galilea.
   No te pierdas estas otras entradas de MEDIO ORIENTE 

CONTENIDO
1. INTRODUCCIÓN
2. LA RUTA
3. INFORMACIÓN
4. EL DÍA A DÍA  
1 INTRO
Viajamos desde Barcelona a Tel - Aviv, un poco paliza pues habia que añadir los 700 ms por carretera desde Águilas hasta Barcelona, así que, después de cenar algo en los alrededores del aeropuerto nos embarcamos en lo que iba a ser una inolvidable aventura de apenas una semana de duración que arrancaba prácticamente sin dormir la primera noche. Compramos billetes de ida y vuelta por separado. A la ida fuimos con Vueling y la vuelta la hicimos con Wizzair, mediante una escala en Budapest y Ryanair desde Budapest a Barcelona.
Una vez en Israel, visitamos Jerusalem y después volamos a Jordania, mediante un vuelo ida y vuelta Tel Aviv - Eilat.  
Vistas del desde el monte de los olivos 
Acceso a zona Judía en Hebrón
2 LA RUTA
Antes de comenzar, y especialmente importante para los que pretendan moverse en un coche de alquiler, conviene recordar que el territorio Palestino está repartido en tres zonas: una (A +- 20%) queda controlada por controlada por la autoridad palestina, otra mixta (B +- 20% ), por la población civil y los controles de seguridad israelíes y una tercera (C +- 60 %), que va creciendo, controlada plenamente por el ejército israelí. Pasar de una zona a otra, supone controles de seguridad. Las carreteras que atraviesan Cisjordania son propiedad israelí así que los ciudadanos palestinos que quieren viajar de una ciudad a otra deben pasar severos controles. Probablemente, la  sensación para ellos no debe distar mucho de estar cruzando en ferry entre distintas islas. Por suerte para nosotros los controles fueron muy livianos, el ejército israelí nos trató muy bien en cada control y nuestra periplo en coche fue bastante fluido.

Fuente: Wikipedia.org 

MAPA Mapa en Google Maps





Días  
Etapa
Valoración
1
Barcelona - Tel Aviv - Jerusalén - Hebrón - Belem
 ★★★★★
2
Jerusalén
 ★★★★★
3
Mar Muerto - Masada - Jericó
★★★★
4
Tel Aviv (Jaffa) - Budapest - Barcelona
★★★

Lo que nos hubiera gustado hacer (de haber tenido más tiempo)
Nuestro viaje express nos impedía visitar más de lo que hicimos. De haber podido organizar un viaje con mayor extensión temporal nos habría encantado visitar en Israel: el desierto del NeguevBeer ShevaArad y Avdat. De haber tenido aún más tiempo, posiblemente habríamos explorado los alrededores del mar de Galilea.  
Lo que no hicimos (y mucha gente hace)
Extender el viaje hacia el norte de Jordania para llegar a Siria a través de Jerash era un objetivo de muchos viajeros en tiempos pasados, pero desgraciadamente, en aquellos momentos la guerra civil en Siria estaba ya en marcha. Bucear en Aqaba
Lo que cambiaríamos
De haber encontrado una buena combinación sería más conveniente viajar desde Tel - Aviv hasta Eilat (para explorar Jordania) al principio y/o alquilar un coche desde Jerusalem este si se desea recorrer Cisjordania.   



La ruta completa Israel, Jordania y paso por Budapest.
Barcelona - Tel Aviv - Jerusalem - Hebrón - Belem   ★★★★★ 
Jerusalem  ★★★★★ 
3 Jerusalem - Eilat - Petra Traslado
4 Petra (Visita) - Wadi Rum ★★★★★ 
5 Wadi  Rum (ruta) - Eilat - Tel Aviv ★★★★★ 
6 Mar Muerto - Masada - Jericho ★★★★
7 Tel Aviv (Jaffa) - Budapest ★★★
8-9 Budapest  ★★★★

10 Budapest - Barcelona Traslado




3 INFO
Buena parte del presupuesto del viaje cubrió la parte del vuelo, alrededor de 300€ incluyendo el traslado interno en Israel. Al ser cuatro personas las que realizamos el viaje los costes de desplazamientos en el interior (especialmente en Jordania) y alquiler de coche en Israel se redujeron mucho. El precio final osciló entre los 700 - 800 €. Más abajo, en la sección "día a día" damos datos y cifras concretas de los traslados y otros gastos.

ALOJAMIENTOS
Jerusalem: Rivoli hotel - Muy buena ubicación, en Jerusalén este.  Muy cerca de la puerta de Damasco. 53€ habitación doble con desayuno. La verdad que no es nada del otro mundo, pero se paga por la ubicación.

Tel’Aviv Momo’s Hostel. Esta es una NO recomendación. Evitadlo. En Tel’Aviv los alojamientos son caros, pero este además es muy malo.

COCHE DE ALQUILER
Alquiler del coche en el aeropuerto de Tel Aviv Thrifty, a través de rental car, 
1 día - Coste total: € 84.25

ENLACES DE INTERÉS

ARTÍCULOS
“Medio siglo de barreras y puestos de control en Cisjordania”.  Juan Carlos Sanz. Diario El País.
”Una nación judía sin papeles” Juan Carlos Sanz. Diario El País.

4 DÍA A DÍA
1  BARCELONA - TEL AVIV - JERUSALEM - HEBRÓN - BELEM

El primer día de viaje a veces se convierte en un día meramente de trámite, llegada, acomodación y poco más. Sin embargo, en otras ocasiones, el primer día es tan intenso que marca irremediablemente el devenir del resto del viaje. Este es un perfecto ejemplo de ello. Nuestra ruta comienza bien temprano, después de volar a medianoche desde Barcelona a Tel Aviv y tomar la primera furgoneta que salía para Jerusalem. Sobre las 7 de la mañana comenzábamos nuestro paseo por la ciudad santa (tras dejar las maletas en consigna), así que esta ruta vale perfectamente para todos aquellos madrugadores que hayan pasado la noche previa también en Jerusalem.

El primer día de viaje a veces se convierte en un día meramente de trámite, llegada, acomodación y poco más. Sin embargo, en otras ocasiones, el primer día es tan intenso que marca irremediablemente el devenir del resto del viaje. Este es un perfecto ejemplo de ello. Nuestra ruta comienza bien temprano, después de volar a medianoche desde Barcelona a Tel Aviv y tomar la primera furgoneta que salía para Jerusalem. Sobre las 7 de la mañana comenzábamos nuestro paseo por la ciudad santa (tras dejar las maletas en consigna), así que esta ruta vale perfectamente para todos aquellos madrugadores que hayan pasado la noche previa también en Jerusalem.

Dedicamos toda la mañana a pasear por la ciudad observando la evolución desde la máxima tranquilidad tras el amanecer al bullicio turístico de media mañana. Además de patear por parte del centro histórico, centrándonos en el barrio musulmán, visitamos la explanada de las mezquitas y también entramos en la sinagoga del muro de las lamentaciones. Llegar tan temprano a ciertos sitios cambia significativamente las sensaciones y la experiencia. Nosotros estuvimos prácticamente solos paseando por la explanada, no faltaron los niños con los que jugamos un partidillo de fútbol y los que nos quisieron vender botellas de agua reutilizadas.
Nuestro plan inicial era visitar Hebrón y Belem el segundo día pero cosas del destino, pasamos por el autobús que llevaba a Hebrón cuando nos dirigíamos a descansar un rato en el hotel y no nos lo pensamos dos veces. Fieles al eslogan “no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy” nos embarcamos dirección a Belén.

Mezquita de Al-Aqsa en la explanada de las mezquitas

El bus partía desde las inmediaciones de  la puerta de Damasco. Algunos taxistas presentes en las cercanías de los autobuses nos ofrecieron sus servicios por unos 110 € al cambio, nosotros optamos por el bus árabe.  Desde ahí hasta el destino es un corto paseo que nos llevará hasta Belem previo paso por un más que probable control de seguridad. A veces el autobús no es detenido, en otras ocasiones el ejército hace un ligero control de pasaportes a los turistas (con los palestinos no son tan complacientes) o echa un vistazo. Salir no es tan lioso. El bus no te deja en el centro de Belem sino a unos 15 minutos del centro, desde ahí puedes coger un taxi, previo regateo o caminar. Nosotros tomamos uno pero para ir directamente hasta Hebron, acordamos visitar a la vuelta los puntos más interesantes de Belen y también el muro, que parte Jerusalem, desde el lado palestino. Todo por 50 €. Siendo cuatro personas nos venio genial ya que el nuestro guía nos acompañó hasta todos los puntos donde les permitía acceso la policía israelí y nos dio su punto de vista de la situación. Otra alternativa es tomar un taxi colectivo para ir y otro para volver, mucho más barato si se dispone de tiempo.
Camino de Hebrón
Que Hebrón y Bethlehem (Belén) son dos destinos muy singulares por motivos culturales y geo-políticos es por muchos conocido, se respira más tensión en el primero que en el segundo y tal vez sea esta singularidad lo que hace que ambos destinos atraigan no sólo a turistas altamente interesados en la vertiente histórica y religiosa sino aquellos ávidos de fuertes experiencias más cercanas al terreno social.


Belén 
Acceso a la ciudad vieja de Jerusalén

La mezquita de Ibrahim y la sinagoga judía, juntas y separadas al mismo tiempo, situadas en la ciudad vieja de  Hebrón son un estupendo reflejo de la particular idiosincrasia de la región. Ésta es la segunda ciudad más poblada de Palestina. La ciudad se encuentra dividida, al igual que en Jerusalem aunque aquí la parte antigua se encuentra en el lado controlado por los israelíes y es justo ahí donde se encuentra este edificio que alberga la tumba de los patriarcas (según judíos y musulmanes, al menos en esto coinciden). Lo cristianos, por su parte ubican sus restos en Nablus. La cosa no termina aquí; Las tumbas de Abraham, Jacob e Isaac no son tan accesibles. Una de ellos solo se puede ver desde el lado judío y la de otro desde el musulmán; la tercera está en las profundidades, y se comparte. ¿Quién es quién?. Por si fuera esto poco, es el ejército Israelí el que controla el acceso tanto a la sinagoga como a la mezquita, imagínate... casi tantos militares como colonos habitan esta parte de Hebrón, pero no te asustes,  en ambos casos el número no supera el millar, aunque suficientes para haber prohibido el paso por algunas calles a los musulmanes y provocado la migración de estos. El aspecto fantasmal de algunos rincones es una señal inequívoca de la locura desatada por el fanatismo.

Destacar ciertos momentos inolvidables de Hebrón como una conversación con un joven soldado israelí que nos sorprendió por su franqueza y análisis objetivo de la actualidad, la de aquel momento. Que probablemente no difiera mucho de la de hoy en día. Espeluznante también observar a un maestro judío caminando por la calle rifle en mano con una decena de escolares siguiéndole los pasos. Las casas abandonadas, los comercios cerrados. El estado de guerra permanente...

Zona judía en Hebrón, calle desierta.
Un muro separa  la mezquita de  la sinagoga. Hebrón
Mezquita de Ibrahím

Belén

2  JERUSALEM  
El segundo día en Jerusalem visitamos todo lo que nos quedaba pendiente, centrándonos de nuevo en la parte histórica, nos detuvimos un rato en la basílica de Gethsemane, subimos al monte de los olivos y paseamos un rato por el cementerio, a la vuelta nos presenciamos la “tumba” de la virgen María, y llegamos hasta la iglesia del santo sepulcro, previo paso por la iglesia ortodoxa donde solo podrás acceder si te pegas a algún grupo ruso :), en el monte del calvario, a continuación, lo que quedaba de día lo dedicamos a seguir explorando los distintos barrios de este peculiar centro histórico. Lo ideal sería haber dedicado un día más, al menos, pero no podemos decir que no exprimimos el tiempo al máximo, más si cabe siendo el último día del año.

Gethsemane Church
Basílica de Getsemaní -  Gethsemane 
Iglesia ortodoxa
Vistas de Jerusalén desde el monte de los olivos

Zona árabe de Jerusalén

3 MAR MUERTO - MASADA - JERICÓ

En nuestro caso alquilamos el vehículo en Tel Aviv ya que habíamos regrasado aquí desde Jordania y aún nos quedaban unos días de viaje pero para recorrer la zona del Mar Muerto se ahorra un buen tiempo si se alquila directamente en Jerusalén.

Comenzamos la ruta bien temprano y aprovechamos la jornada de forma intensa. Nuestra primera parada en la ruta fue la histórica villa de Massada, asediada durante días por los Romanos, por el camino pasamos por el punto de carretera más bajo del planeta con respecto al nivel del mar (casi 400 m. bajo el nivel del mar). 

Subimos en teleférico a Massada y descendimos a pie. Es una buena opción si acompaña el tiempo, lo cuál es bastante probable en invierno, todo lo contrario durante el verano.


Vistas desde la fortaleza de Massada

Descendiendo Massada

La siguiente parada nos llevaba de cabeza a las aguas del Mar Muerto. Frente a Ein Gedi hay una zona balnearia para acceder al mar Muerto gratuita y con buen acceso, aparcamiento y duchas. También hay una especie de merendero.
Tras el baño en el mar Muerto nos dirigimos a Jericó, una de esas ciudades que tiene el título de "ciudad más antigua del mundo". Será difícil saber si realmente es la más antigua, lo que sí dicen los datos es que es la localidad más visitada entre los palestinos. Como anécdotas, un par de ellas: pasamos junto al Oasis hotel, un hotel - casino construido en tiempos de Yasir Arafat, el casino cerró hace años. Pasar desde la zona controlada por las tropas israelíes hacia la zona controlada por los palestinos es sencillo ya que ni los primeros hacen controles exhaustivos para salir ni los segundos para entrar. 

Tienda de Bicis en Jericó 

4 TEL AVIV (JAFFA) - BUDAPEST
Para nosotros Tel Aviv era simplemente una ciudad de paso. Nada que ver con el resto del país, moderna ciudad vive al margen del resto del país. Sus propios ciudadanos hablan de abiertamente de ciudad-estado. Para los amantes de la vida nocturna seguro que alargarán su estancia, especialmente durante la temporada estival. Nos limitamos  visitar la ciudad antigua de Jaffa por la mañana antes de coger un vuelo a media tarde hacia Budapest. 


Paseando por Jaffa

Con esto llegamos al final de la ruta por Israel, una de las zonas más intrigantes del planeta. Si echas algo en falta o quieres compartir tu experiencia no dudes en dejar un comentario que será de utilidad para todos los viajeros.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Si tu comentario no aparece, prueba desde otro navegador por favor. En ocasiones el navegador Google Chrome da problemas. Gracias.