martes, 8 de agosto de 2017

Viaje en moto por Ha Giang y Cao Bang



SUGERENCIA Esta entrada contine más de 6.000 palabras. 
Agrégala a tus "marcadores" para una lectura posterior




1 INTRO
Aunque son muchas y diversas las joyas que pueden motivarnos a explorar Vietnam, uno de los mejores tesoros que alberga son sus paisajes; los más espectaculares los hemos encontrado en esta ruta.

Después de haber recorrido Vietnam de punta a punta durante un mes dos años atrás, teníamos la sensación de que aún quedaban cosas por descubrir y no nos equivocamos. Un día, navegando por internet nos encontramos con unas fotos con unos paisajes increíbles, en unas tierras remotas y nos pusimos a planear como llegar hasta allí. Continúa leyendo bajo tu responsabilidad, ya sabes que a partir de aquí corres el riesgo de que te suceda algo parecido... :)

Tras finalizar esta ruta nos queda claro que ha sido un acierto volver para recorrer esta parte del país y lo mejor, nos quedamos con la sensación de que aún hay más por conocer.

Viajando de Dong Van a Bao Lac
El caso de Vietnam es uno de los más curiosos del globo, un sistema político de corte comunista y una sociedad eminentemente joven, occidentalizada hasta los dientes y de corte capitalista a más no poder. Conversando con algunos jóvenes nos transmitieron su preocupación por el control de la economía desde su vecino del norte, especialmente en lo relativo a la compra de tierras situadas en lugares estratégicos como empresas están siendo adquiridas por capitales chinos

Si la naturaleza nos ha dejado boquiabiertos en un sinfín de ocasiones no menos podemos decir de sus pobladores. En este viaje por el norte nos hemos encontrado con gente maravillosa. Seguramente, el escaso contacto que aún existe con el turismo ayuda a que persista intacta la honradez, honestidad, amabilidad y simpatía en su grado máximo. A pesar de que el idioma puede parecer un gran muro a priori, la realidad la ha transformado en una chinita, todo gracias al afán comunicativo y receptivo de los lugareños siempre dispuestos a ayudar y ofreciéndose desinteresadamente para todo.

Sensacionales paisajes Kársticos 
En cuanto a seguridad, nos hemos sentido muy cómodos durante todo el trayecto. Es cierto que apenas hemos frecuentado la noche y las pocas veces que hemos pasado un rato fuera en horario nocturno el único temor han sido los perros callejeros. No hay mucho que hacer una vez se acaba el día más que descansar y organizarse para la siguiente etapa.

Si Vietnam se presenta como un país asequible para el bolsillo occidental, al salir de los circuitos turísticos se acrecenta el poder adquisitivo más cuando nos movemos siempre en un ambiente local, dejando de lado los establecimientos frecuentados por turistas (a veces exclusivamente) y abasteciendonos en mercados locales. Todo perfecto y maravilloso, no. Hay un pero, más bien un “avisado estás de que...” ese punto negro es la gastronomía (hablamos de la zona recorrida). No vamos a decir que no hemos comido bien en alguna ocasión puntual que mencionaremos en la etapa correspondiente, vale, decir lo contrario sería mentir, pero a grosso modo, prepárate para concebir la hora de la comida como el momento para llenar la barriga, como sea (espero que te guste el arroz). Esto no es Hanoi. Además, hay un horario estricto, fuera del horario de comidas es difícil encontrar algo abierto y/o que estén dispuestos a cocinar. La variedad brilla por su ausencia así que cuando encuentres un lugar que te guste aprovecha y date un festín, probablemente no se repita.

2 LA RUTA
Durante esta ruta recorreremos algunos de los distritos de dos de sus provincias fronterizas con China: Ha Giang y Cao Bang. Vietnam está dividido en 59 provincias y éstas a su vez se dividen en distritos; el nombre de la provincia y el de su capital suelen coincidir.


Antes de seguir, para hacernos una idea de su tamaño, tienen una extensión similar a las provincias de La Coruña y Castellón, respectivamente. No son excesivamente grandes aun así únicamente las recorremos parcialmente, no son grandes distancias pero parecen aumentarse considerablemente a bordo de una scooter de 125 cc y por estas carreteras de montaña. Para extraerles todo su jugo habría que conducir al menos unos diez días por la zona.


La ruta más típica y corta en la región de Ha Giang transcurre a través de Yen Minh, Dong Van y Meo Vac. Estos serían los principales puntos donde buscar alojamiento. Un par de noches en ruta sería lo mínimo recomendable (sin contar la/s noches de Ha Giang). Si nos centramos exclusivamente en la provincia de Ha Giang y teniendo en cuenta las distancias entre estas poblaciones se puede realizar un circuito más corto pasando las noches en Yen Minh y Meo Vac para volver desde aquí hacia Ha Giang vía Yen Minh. La otra variante sería hacer noche en Dong Van y Bao Lam (como alternativa también podría ser Bao Lac aunque esto hace el recorrido más largo).


La mayoría de los viajeros que se acercan a la zona (ya sea viajando en coche con chófer o en moto por libre) realizan recorrido muy semejante de unos dos/tres días de duración. Menos son los que continúan después hacia Cao Bang; Bao Lac sería el puerto de entrada a la provincia.


Por el valle colgante de Tinh Tuc

En nuestro caso disponíamos de tiempo suficiente para alargar la ruta unos días más aunque no tantos como merece toda esta zona del país. Decidir como repartir los siete días que estaríamos viajando en moto fue relativamente sencillo, el problema llegó cuando debíamos escoger entre pasar dos noches en el Parque Nacional de Ba Be o en la ciudad de Cao Bang (esta segunda opción abría un nuevo dilema: las cascadas de Ban Gioc versus una ruta remota al norte de Cao Bang). El intringulis estaba servido. Tirando por la vía rápida, la conclusión es que optamos por la opción más cómoda aunque tratamos de justificarlo, vamos a ello:


En un primer momento habíamos elegido Ba Be, de hecho incluso habíamos reservado un alojamiento (a pesar de que los alojamientos de la zona no eran del todo de nuestro agrado, pero un pequeño sacrificio parecía que compensaría) sin embargo, tras las lluvias de los días precedentes y viendo que probablemente no disfrutaríamos con la lluvia del paseo en barco optamos por la ruta hacia Cao Bang. Poco después, ya en ruta descartamos las excursiones de un día que te llevan desde Cao Bang hasta la espectacular cascada de Ban Gioc, se ve impresionante en las imágenes sí, pero sería un viaje paliza ida y vuelta para hacer otros dos largos trayectos en moto después. Lo que de verdad nos habría encantado es disponer de más tiempo en la zona y poder haber viajado en nuestra propia moto alojándonos en los alrededores. Como conclusión, no sabemos cuánto habríamos disfrutado de haber optado por las otras rutas pero esta nos encantó.


Las carreteras están en buen estado en general, prácticamente en todos los tramos están bien asfaltados, sin líneas a excepción de los alrededores de la ciudad de Cao Bang. El único tramo que se encuentra en malas condiciones es el que va desde Bac Me hasta Ha Giang en la QL34. En obras también encontramos los últimos kilómetros de la QL4C antes de llegar a la QL34. Nos llama la atención que en muchos de las poblaciones la carretera mejora considerablemente durante el paso por el pueblo lo cual genera falsas esperanzas, es sólo un espejismo, acaba el pueblo y acaba lo bueno.

MAPA

Boceto rápido



ITINERARIO
Decepcionante. Desde nuestro punto de vista, está sobrevalorado   
★★ Puede ser interesante en otra época o  para viajeros con algún interés específico.
★★★ Está bien. Debe incluirse en el recorrido si hay tiempo suficiente.  
★★★★ Muy interesante. No debe faltar en tu ruta
★★★★★ Lo mejor de la zona (o de la ruta). No dudes en dedicarle más tiempo.


Día
Etapa
Valoración
1
Hanoi
★★★
2
Hanoi - Ha Giang
Bus 6’30h
Traslado
3
Ha Giang - Don Vang
140kms - 8 horas con muchas paradas
(sin lluvia)
★★★★
4
Alrededores Dong Van (Lung Cu)
58 kms - 4 horas con muchas paradas
(lluvia moderada a la ida)
★★★
5
Dong Van - Bao Lac
94 kms - 7 horas con muchas paradas
(lluvia moderada todo el día con periodos cortos de más intensidad)
★★★★★
6
Bao Lac - Cao Bang
121 kms - 6’30 horas con algunas paradas
(lluvia moderada 50% del tiempo)
★★★★
7
Cao Bang Ruta triangular
103 kms - 4 horas con algunas paradas
(sin lluvia)
★★★★
8
Cao Bang - Bao Lac
121 kms - 5 horas con algunas paradas
(sin lluvia)
★★★★
9
Bao Lac - Ha Giang
124 kms - 6 horas con pocas paradas
(sin lluvia)
★★★


Lo que más nos gustó (y no debes perderte)
Toda la ruta es espectacular pero sí hay algo que se lleva la palma y cualquier guía lo destacará, es el tramo que va desde Dong Van hasta Meo Vac.
La gente, sin duda, un plus en nuestro recorrido.


Lo que cambiaríamos (una vez hecho el viaje)   
Con los días que disponíamos es difícil cambiar algo, al menos que quede al alcance de nuestras posibilidades, algo menos de lluvia, al menos mientras se va en moto... algo menos de sol, los días que decidió apretar... algún lugar para comer algo rico en Bao Lac... menos agujeros en algunas carreteras...  Lo que realmente habríamos cambiado es el número de días que le dedicamos; nos quedamos con la sensación de que deberíamos haber pasado por lo menos una semana más por allí.


Lo que no hicimos (y mucha gente hace)
Parque Nacional de Ba Be
Cascadas de Ban Gioc


Lo que nos hubiera gustado hacer (de haber tenido más tiempo)
El tiempo no da marcha atrás pero tal vez estos consejos sí sirvan para otros viajeros. Si volviéramos atrás, no dudaríamos en recorrer en moto todo el norte del país o al menos, incluyendo en la ruta Lao Cai y Bac Kan. Un mínimo de 15 días son necesarios para ello.

Descender hasta el río Nho Qué una vez iniciado el descenso de Ma Pi Len Pass hacia Meo Vac por la carretera 193A.


3 INFO
VISADO
Como siempre en estos temas, lo más conveniente es la información actualizada y de primera mano, para los ciudadanos españoles lo mejor es visitar directamente la página de exteriores del gobierno de España dedicada a Vietnam. Desde julio de 2015 los ciudadanos españoles pueden disfrutar de una exención de visado de 15 días siempre que se llegue por avión, lo único que hay que hacer al llegar al aeropuerto es ir directamente a las cabinas de control de aduana. El único “pero” a este asunto es que dicha exención se renueva anualmente, de hecho, en el 2016 la renovaron justo el día 30 de junio por lo que si tu viaje está preparado para inicios de julio, como era nuestro caso no te quedará otra que solicitar la Visa On Arrival de forma preventiva por unos pocos euros y esperar a la resolución sobre la exención. En el verano de 2017 unos días antes de la llegada de julio se renovó la exención por lo que finalmente nos evitamos pagar los 25 dólares por cabeza a la llegada.


ALOJAMIENTOS
La mejor relación calidad/precio que puedes encontrar en el mundo está en Vietnam. En todos los alojamientos en los que hemos estado las habitaciones contaban con aire acondicionado, televisión y, tal vez menos importante pero bastante práctico, un hervidor de agua. El nivel de limpieza en todos los casos nos ha parecido como mínimo aceptable. Los aseos nos han dado siempre muy buena impresión, aportando artículos de aseo. A diferencia de Tailandia, en Vietnam se paga


De todos los alojamientos en los que estuvimos, nos gustaría destacar los siguientes:


HANOI
Nos alojamos en dos ocasiones en Hanoi View Hotel 2 y en todo momento nos sentimos como en casa. El trato recibido por el personal ha sido impecable. Las habitaciones son amplias, están muy limpias y perfectamente equipadas. Las camas nos parecieron cómodas y además de televisor de pantalla plana poseen una mesa con un par de sillas y hervidor estupendo para tomar algo cómodamente. La decoración estaba cuidada
Si tienes la oportunidad de disfrutar de su desayuno ofrecen un menú a escoger entre varios platos, fruta del tiempo y una bebida, todo muy rico y abundante.


HA GIANG 9,90 US$
El alojamiento está bien, calidad precio difícilmente superable. Además puedes alquilar una scooter en el mismo sitio por buen precio.  . Frente al alojamiento un establecimiento donde poder degustar cocina vietnamita. Nos ayudaron con todo. Pueden gestionarte también el desplazamiento hasta Hanoi. Como mejora posible: el colchón, que estaba estaba un poco duro.


DONG VAN 13,5 US$
Genial. El mejor de la ruta.


BAO LAC  300.000 VND
Đức Tài  ductaihotel.blcb@gmail.com
Aunque encontramos por casualidad este hotel echando un vistazo a google maps fue un acierto y no podemos estar más agradecidos Toán Thiết, el chico que nos atendió durante los dos ocasiones que pasamos por allí. Difícilmente se le puede dar un trato más agradable al viajero. El hotel en sí también nos agradó, la habitación estaba limpia, era grande,  con vistas a la calle, televisión y  un cuarto de baño amplio. Pudimos dejar allí parte del equipaje para recogerlo días más tarde. Aparcamiento en garaje privado.


CAO BANG  19 US$
Un poco más caro que la media pero compensa. El baño es pequeño. Buen trato


ENLACES DE INTERÉS
Aquí dejamos una recopilación de las fuentes de información más relevantes que hemos encontrado en la red.


WEBS
Si deseas ampliar  información, antes y durante tu viaje te recomiendo que eches un vistazo a Wikitravel (del país). Puedes encontrar contenidos en español, francés  y otros idiomas pero mi consejo es que eches un vistazo a la versión en inglés. Wikitravel se actualiza permanentemente con la información de muchos viajeros así que es una herramienta de un gran valor. Además de la fantástica web puedes descargar la APP teniendo un montón de información disponible sin conexión a internet.

Embajada de España en Vietnam - Sigue la actualidad a través de Twitter
Ha Giang Extreme North Motrobike Loop Fuente: vietnamcoracle.com
The North East Pastoral Loop  Fuente: vietnamcoracle.com


4 DÍA A DÍA
1 HANOI: LA CAPITAL DE LAS MOTOS
Rincones que cambian de vendedor, vendedores que cambian los productos que ofertan, ofertas que cambian en función del comprador y todo eso varias veces al día, eso es Hanoi, un organismo vivo latiendo al límite.

Tras unos días de ruta en moto por el norte de Tailandia necesitábamos un pequeño respiro antes de dirigirnos al norte de Vietnam. Para tal efecto nos alojamos un par de noches en el Hanoi View 2 Hotel  y fue un éxito. Tras la primera noche de descanso, salimos por la puerta y ¡sorpresa! nos dimos de bruces con un vibrante mercado. Hay muchos mercados por la ciudad, pero por el ambiente que aquí se respira en tan pocos metros cuadrados recomiendo enérgicamente dar una vuelta por aquí. Fue en ese momento, durante el montón de minutos estuvimos disfrutando del ir y venir, cuando nos dimos cuenta que esta segunda visita a la ciudad iba a ser bien distinta.


Vendedoras de fruta sobre dos ruedas en Ngõ Ngô Sĩ Liên


Ninguna tormenta detiene la actividad en Hanoi
La primera vez que estuvimos en Hanoi no nos dejó buena impresión, sin embargo, este retorno le ha hecho justicia. La ciudad no necesita de grandes atractivos de renombre internacional, ni  construcciones relevantes, ni avenidas con lujosos centros comerciales; en cambio, cada calle, cada rincón, cada plaza de su centro histórico  sorprende. A veces tan sólo basta con detenerse un rato, tomar un buen punto de vista y abrir bien los ojos. Cada calle tiene una temática distinta: joyerías, recambios de moto, artículos de cuero, de madera, de maniquíes... el tiempo, como la vida aquí, pasa a un ritmo frenético, sin descanso.


Callejeando por Hanoi
Cables, motos y carteles, Hanoi Urban Streetline
En Hanoi se puede comprar de todo, desde falsificaciones de ropa y complementos y copias (guías de viaje por unos 150.000d) joyas y artículos artesanales (conviene ser entendido en la materia) hasta ciertos productos de consumo a un precio irrisorio, como el tabaco.

Casa que se cierra, comercio que se abre

Trabajando el bambú
La gastronomía es muy variada, al contrario de lo que nos encontraremos durante el resto de la ruta. Variada significa, una amplitud de oferta que va desde multitud de platos orientales a occidentales, pasando por bocadillos, repostería, tapas de cacahuetes junto a una ronda de cervezas... hasta ¡churros!. Además es un lugar ideal para degustar la comida callejera. Por cierto, las calles Tong Duy Tan y Cam Chi acogen varios locales donde poder degustar distintos platos en un buen ambiente.


La Catedral
Cambiar dinero
La calle de Ha Trung, muy céntrica, reúne varias joyerías donde se puede conseguir el mejor ratio de cambio. Conviene preguntar en el mayor número de joyerías posible, no siempre la misma ofrece el mejor cambio.


Algunas curiosidades de Hanoi
Hanoi es la ciudad de las motos, que duda cabe, en densidad, tal vez Yakarta sea la única capital que le haga sombra. En esta ocasión, además, las vías se ven ligeramente “teñidas” de verde con los motoristas que usan la App “Grab”. Los reconocerás por sus cascos y chaqueta. En los primeros diez minutos de viaje desde el aeropuerto hacia el centro habíamos escuchado más sonidos de bocinas que en diez días en Tailandia, por eso tal vez cobra especial relevancia la peatonalización de los alrededores del céntrico lago Hoa Kiem durante los fines de semana; otro lugar especial donde venir simplemente a ver vivir.


Encontramos televisiones en muchos de los locales donde servían comida, prácticamente en todos siempre estaba apagada.

En Hanoi, como en el resto del país la fruta se vende por kilos a excepción de los plátanos cuyo precio se estima o bien a ojo o bien por el número de unidades.


Como llegar desde el aeropuerto
La opción más sencilla y económica  de llegar al centro es a bordo del Bus Express 86 (30.000D) finaliza su recorrido en la estación de trenes. Para subir en él simplemente hay que salir del aeropuerto hacia la izquierda, a pocos metros de ahí en la segunda mediana.
La compañía de taxis Mai long cubre los 33 kms de recorrido al centro con una tarifa fija de 220000 hasta 5 plazas y 250000 hasta 7 plazas.  

2 HANOI - HA GIANG
Que pilles días de lluvia en plena temporada de lluvia está garantizado, que además coincida tu viaje con la llegada de un Tifón bueno, pues, teniendo en cuenta que suele haber en torno a una decena de ellos al año, no es planteamiento muy alocado. Por fortuna, el mismo día salimos hacia Ha Giang que el Tifón Talas llegaba a Hanoi tras hacer grandes destrozos en China y en algunas provincias del litoral de Vietnam.

Para llegar a Ha Giang desde Hanoi
El bus sale desde la estación de Mỹ Đình. Un taxi hasta la estación mediante la aplicación Grab nos salió por 65.000d (por la mañana, los precios por la noche son más altos). Hay varios que cubren el trayecto tanto por el día como por la noche, todos son “sleeper bus” (asientos cama) 200.000d. Si eres alto mejor optar por los asientos centrales del fondo donde se pueden estirar las piernas. El trayecto dura 6’30 horas con una única parada justo a mitad de camino de unos 20-30 minutos.
Unos 3 kms separan la estación de Ha Giang del centro urbano por 40.000d se puede llegar en taxi

3 HA GIANG - DONG VAN: PRIMER TRAMO EN MOTO
La ciudad de Ha Giang tiene todo lo que uno puede necesitar para antes de partir en un viaje en moto que nos llevará durante una semana a través de maizales, arrozales, montañas, ríos, nubes... naturaleza en estado puro.
Vistas panorámicas de Ha Giang
Adentrándonos en el parque geokárstico de Dong Van
Comienza la ruta entre las nubes
A los pocos kilómetros de partir ya nos damos cuenta de que el paisaje va a ser fascinante. Tras unos pocos kilómetros nos adentramos en la meseta kárstica de Dong Van reconocida como patrimonio de la humanidad por la Unesco. La carretera pronto pierde sus líneas pero el asfalto es bueno. Tenemos la suerte de que, a pesar de que el día está nublado, no nos cae ni una gota durante todo el día. La primera parada de descanso es la del paso de montaña de Tam Son desde el que se pueden disfrutar de unas vistas espectaculares. Antes de llegar allí habremos pasado por un montón de curvas, miradores como el de las montañas gemelas de Quan Ba y poblados como el de Nui Co Tien, deteniéndonos en varias ocasiones para disfrutar del paisaje.
Montañas gemelas de Quan Ba
Vistas panorámicas desde el paso de montaña Tam Son

Durante todo el recorrido vamos atravesando pequeñas poblaciones y viviendas dispersas por las montañas, encontrándonos con personas transportando maíz a sus espaldas en grandes cestas, trabajando en los arrozales y también muchos niños jugando junto a la carretera otros, desgraciadamente, trabajando junto a sus familiares. Nos llama mucho la atención que los tramos de carretera que atraviesa las pequeñas localidades está siempre bien asfaltado, con un ancho habitual y con las líneas pintadas.




Largas caminatas transpotando maíz


La siguiente parada larga, para comer, la hacemos en Yen Minh. Poco después de aquí la carretera comienza a ascender de nuevo para pasar al otro lado de la cordillera, al otro lado nos encontramos con una de las sorpresas del día, un montón de campesinos recolectando arroz rodeados de unas montañas alucinantes. Seguimos la ruta hacia Lung Cam. La última parte del recorrido discurre entre altas montañas y frondosa vegetación, la entrada a Dong Van, desde las alturas nos muestra una nueva panorámica de regalo, un broche de cine para la etapa.




Dong Van

Dong Van es un pueblo amable donde uno podría pasar una temporada tranquilamente disfrutando de lo alrededores, ¿durante cuánto tiempo? El turismo de masas está todavía lejos de conquistar este pueblo pero comienzan a percibirse señales de que las cosas están cambiando y seguramente más pronto que tarde lo que hasta ahora parece un rincón idílico acabará tranformándose en un sucedáneo de Sapa. Ojalá me equivoque. Si hay un pueblo por el que todos pasan durante el recorrido por estas tierras es éste. A pesar de que se han abierto ya algunos locales de neón orientados a turistas por el momento nada se huele de lo que en la megaturística Sapa se cuece. Aquí rebosa la amabilidad, el buen trato, la simpatía. Un detalle que nos llamó la atención es que la proximidad de la frontera con China y el olor a negocio de sus vecinos queda traducido en un sinfín de locales (prácticamente uno de cada dos) gestionados por familias chinas. Los reconocerás por los farolillos.

Mapa de rutas alrededor de Dong Van

El último valle antes de llegar a Dong Van
4 DONG VAN - LÜNG CÚ - DONG VAN
Esta “etapa de descanso” tiene menos encanto que la del día anterior y también que la del día siguiente, pero si hay tiempo suficiente, pasar una jornada explorando la carretera que nos lleva hacia la frontera con China merece la pena.

Frontera Sino-Vietnamita
Carretera hacia Lung Cu

Un poco antes de llegar a Lung Cu pasaremos por un par de lugares donde los vecinos de ambos países cruzan ilegalmente para comerciar (marcado en maps.me) y viviremos en primera persona como se mueven cautelosos por entre las alambradas de espino. Sucede que tanto la carretera de China como la de Vietnam pasan ambas a escasos metros una de la otra.
Niebla habitual en los alrededores de Dong Van
Añadir leyenda
A primera hora de la mañana, como viene siendo habitual, la niebla se encuentra instalada en algunos rincones, de repente no se ve nada como das una curva y está todo despejado. Según pasa la mañana las vistas se van despejando y a eso de las 12 del mediodía el paisaje está totalmente despejado, así será durante toda la jornada. Una vez que se llega al pueblo de Lung Cu se puede contemplar la enorme torre que hay junto a la frontera, dejando el pueblo atrás dos caminos nos llevan (aún sobre asfalto) hasta las inmediaciones de la frontera China. Poco antes los caminos se transforman en sendas de tierra por lo que los más curiosos pueden caminar un rato y disfrutar de las vistas.

A las afueras de Lung Cu
Gran bandera Vietnamita en la torre de Lung Cu
A la vuelta de Lung Cu intentamos realizar en moto la ruta circular que rodea Dong Van; son pocos kilómetros pero es el suelo está impracticable, mucha piedra suelta y apenas se avanza así que nos decantamos por recorrer unos kilómetros de  la carretera interior DT182 que parte desde la gasolinera. Se pueden disfrutar de unas bonitas vistas de Dong Van. Al pasar la montaña comienza el descenso del puerto con unas vistas de nuevo espectaculares.

Carretera hacia la frontera, pasando Lung Cu

Arrozales en el último valle, a espaldas de la montaña derecha: China

Lüng Cú

Arrozales en Dong Van

Vistas de Dong Van desde la carretera DT182
5 DONG VAN - BAO LAC
Una lluvia ligera nos acompaña buena parte del día, niebla al inicio, como de costumbre. Al poco de salir de Dong Van y tras ascender un rato empezamos a tener unas vistas que nos dejan sin palabras, por momentos se cubre el paisaje con la neblina así que aparcamos la moto y dejamos pasar unos minutos hasta que se despeja, merece la pena esperar.

Vistas entre Dong Van y Meo Vac, lo más espectacular de la etapa
¿Te gusta conducir?

Algunas zonas me recuerdan a los fiordos de Noruega pero aquí, además, las laderas de las montañas han sido modeladas durante siglos por la mano del hombre, en las primeras horas del día la niebla es más densa pero se mueve rápido así que  merece la pena esperar algunos minutos  hasta que se vaya despejando para poder disfrutar de las vistas.

Neblina al poco de comenzar la ruta


El súmmum llega en el paso de Ma Pi Leng, aquí se pueden disfrutar unas de las vistas más impresionantes del planeta. A un lado y otro de donde nos alcanzan la vista, las carreteras y los poblados se hacen pequeños y parecen poder caerse en cualquier momento por la vertiginosa ladera de la montaña. Realmente resulta sensacional, la grandeza del entorno nos hace sentir minúsculos.  


Mirador en Ma Pi Leng
Y la tierra se dio la vuelta. Ma Pi Leng Pass

Desde que pasamos Meo Vac encontramos varias presas, algunas construidas y otras todavía en construcción. A partir de Niem y durante los siguientes 25 kilómetros la carretera se va haciendo cada vez más difícil, por momentos inexistente. Encontramos muchos tramos en obras hasta llegar al cruce con la QL34 en Nà Phòng, a partir de aquí, hasta Bao Lac la carretera mejora considerablemente y volvemos a encontrarnos con camiones y autobuses que parece que habían desaparecido durante el tramo anterior;  hasta que lleguemos al pueblo viajaremos todo el tiempo paralelos al río.

Cerca de Bo Pia, en el límite entre Ha Giang y Cao Bang
Arrozales
No tenemos prisa, el paisaje continúa siendo precioso y nos vamos deteniendo de vez en cuando a descansar y disfrutar de él. Una vez que llegamos a Ná Phóng aligeramos el ritmo pues esta parte del recorrido la repetiremos en la última etapa en sentido contrario.





Varias presas nos encontraremos por el camino

Nos encontramos varios pasos como este en la QL34 tras pasar Ná Phog

BAO LAC
Bao Lac es un pueblo ubicado en la unión de dos ríos Gam y Neo, por el que apenas pasan viajeros y los pocos que lo hacen se detienen a comer. En temporada seca la cosa mejora, aumentan las pernoctaciones y producto de ello ha surgido un buen número de alojamientos que se encuentran prácticamente vacíos durante la temporada de lluvias nos hemos reencontrado con un par de panaderías que sirven bollería del estilo filipino en la calle Cau (la que va paralela desde el puente a la isleta del río).

De lo mejor que se puede hacer en el pueblo es contemplar, o bien el río o bien la vida en el mercado que se forma cada mañana. Si aún te apetece contemplar más, cada atardecer, sobre las seis de la tarde grupos de amigas de todas las edades se juntan para jugar un rato al voleibol, seguro que puedes participar.



Carreteras imposibles



6 BAO LAC - CAO BANG
Partimos hacia la capital de la provincia, la carretera, en general, se encuentra en buenas condiciones. Durante el primer tramo (unos 27 kms) hasta el pequeño pueblo de Bán Ngà el foco de atención es el río que fluye junto a escarpadas laderas cultivadas con arroz y algunas terrazas más cercanas al curso del río con un verde increíble. l


La mayoría del recorrido se va ascendiendo, con algunos descansos hasta sobrepasar los 1000m, las vistas quedan a derecha y será así más o menos durante la mitad de la jornada por lo que decidimos hacer las paradas en este lado de la carretera y dejar para el regreso lo que queda mejor en sentido contrario. En este primer tramo es también donde encontramos el peor asfalto, no muy grave, algunas máquinas están reparando los agujeros y hay pequeños desprendimientos que ocupan parte de la vía como consecuencia de las lluvias recientes.
Cascadas 

Cultivando el arroz





En Bán Ngà se cruza el río y el paisaje empieza a cambiar. Durante los siguientes 50 kms viajamos entre montañas, ascendiendo y descendiendo un par de valles hasta llegar a Nguyên Binh; comenzamos a ver las primeras formaciones kársticas y atravesaremos el valle colgante de Tinh Tuc del que hablaremos más en la etapa de vuelta.

Al pasar Nguyên la carretera vuelve a ampliarse, el asfalto es nuevo y tiene el trazado de líneas, se reduce bastante el tiempo para llegar hasta Cao Bang. Nos encontramos con plantaciones de la Pitahaya (fruta del dragón), no es tan atractivo como las dos primeras partes aunque no faltan rincones en los que detenerse para tomar alguna instantánea.

Fruta del dragón
Cao Bang es el mayor núcleo urbano de la zona, a pesar de ello antes de llegar la carretera se desdobla y nos da la sensación de que llegamos a una ciudad aún más imponente.
Un sitio muy económico que nos encantó para comer comida casera y típica en Cao Ban es el Há Dong Com Binh Dan. Lo reconocerás por su toldo amarillo en la calle  Vé Ban Dan 120.

7 CAO BANG (ruta en moto por los alrededores)

Esta etapa triangular Cao Bang - Tra Linh - Ná Giáng  la realizamos en sentido contrario a las agujas del reloj pasando por las siguientes carreteras: QL3, DT205, DT210, DT208 y DT203.


A la salida de Cao Bang nos encontramos con estas vistas


La ruta comienza al este del río Ba’ng tras cruzar el puente del mercado. En pocos minutos se deja atrás la zona urbana y tomamos la QL3, comienzan las primeras montañas redondeadas kársticas que nos acompañarán durante todo el día. Este tramo de carretera, al igual que la parte final del día anterior está perfectamente asfaltado, encontramos más tráfico que los días anteriores, incluso algunos camiones de gran tonelaje (la frontera China no está lejos). Tras dejar los arrozales y los cultivos de soja se inicia la subida hasta el paso de montaña Ma Phu desde el que se divisa una estupenda panorámica del valle rodeado de estas montañas de caliza  con forma redondeada como resultado del rápido enfriamiento tras las erupciones volcánicas bajo el mar que hace millones de años había por aquí.

Ma phu View Point


Ma Phu - Cao Bang -
Poco después, justo antes de iniciar el descenso, a la altura del poblado Cao Xuyen nos desviamos por la DT205 y, para nuestra sorpresa, empezamos a encontrarnos con caballos cerca de la carretera, la mayoría atados, esperando a sus dueños. Este tramo de carretera vuelve a ser sin líneas y, aunque a primera vista parece estar bien asfaltado, el firme está irregular y se van dando saltos en la moto durante los primeros kilómetros. Se desciende ligeramente hasta el valle y seguimos circulando hasta llegar a Tra Linh. No son muchos los turistas que hay por la zona y eso se nota, ayer no nos encontramos con nadie, hoy tampoco. Damos una vuelta por los alrededores del mercado donde observamos que algunas vecinas de las aldeas cercanas venden sus productos directamente de las cestas que traen sobre sus espaldas y comenzamos el tramo por la DT210 pararelo a la frontera con China.

DT210 desde Cong Troi. La carretera que bordea la frontera con China
La carretera se estrecha durante este tramo, de unos 35 kms, sin embargo su firme es óptimo y apenas hay tráfico, nos cruzamos únicamente con un coche y algunas motos. En algunas de las aldeas por las que se pasa parece haberse detenido el tiempo algo que ya hemos encontrado en otras zonas, niños y animales correteando junto a la carretera, niños y adultos recogiendo maíz en sus cestas artesanales... lo que no habíamos visto aún eran grandes lares de  barro y paja. Por otra parte nos sorprende gratamente encontrarnos con un par de centros de salud durante el recorrido en una zona tan remota.




El paisaje es espléndido en todo momento, se respira tranquilidad por los cuatro costados, cuando uno casi ha dejado de asombrarse con el entorno llega el momento de descender el hasta Ná Giáng, la carretera se inclina repentinamente dejando una estampa memorable. Una vez que se llega al pueblo de Ná Giáng tomamos rumbo hacia Cao Bang por la DT208, de nuevo una carretera con líneas en perfecto estado. (ojo, si se hace el camino al contrario puede resultar complicado dar el con el cruce en Ná Giáng ya que es una calle del pueblo, sin señalizar, desde la que se accede).


Descendiendo hasta Na Giang


El resto del día damos una vuelta por los alrededores de Cao Bang y nos acercamos a conocer su mercado.


8 CAO BANG - BAO LAC



Deshacemos el camino andado centrándonos principalmente en lo que queda en el lado del carretera por el que circulamos (al contrario de lo que hicimos a la ida) Uno de los atractivos principales es el tramo que pasa por el Valle Colgante de Tinh Tuc, curioso valle alargado que ha quedado en una pequeña depresión sobre los valles circundantes debido a su ubicación en un terreno de fallas.



Por el camino nos encontramos también plantaciones por encima de los 800 m de altitud, conos kársticos, acantilados de caliza, multitud de cascadas y, como no, parcelas de la carretera invadidas por fardos de maíz.







9 BAO LAC - HA GIANG
Aunque a priori este era el tramo menos atractivo de la ruta nos sorprendió gratamente hasta que llegamos a Bac Me, a partir de aquí los últimos 45 kms se hacen interminables por culpa del horrible estado de la carretera.



Durante los primeros kilómetros, hasta el cruce con la QL4C, desandamos parte del recorrido, a partir de Nà Phong el río Gam recibe las aguas del Nho Qué y dobla su volumen. La carretera a partir de este punto nos lleva por la parte más baja del valle, junto al río, entre dos cordilleras elevadas que se comunican de vez en cuando por unos puentes sacados de época. Las vistas desde estos puentes son asombrosas, no se debe perder la oportunidad de echar un vistazo sobre ellos.

Gam River
Poco a poco los arrozales van siendo sustituidos por grandes árboles. A partir de Bao Lam el camino empeora. Aunque antes de partir estuvimos buscando posibles alojamientos en esta ruta y no encontramos nada por internet, al pasar por el pueblo de Bao Lam nos percatamos de algún que otro alojamiento y tomamos nota incluso de un hotel: Minh Long



Un poco antes de Bac Me cruzamos el río y a partir de aquí la carretera, si se puede llamar así, se encuentra en muy malas condiciones lo cuál no impide el tránsito de coches, autobuses y un montón de camiones que pasan a toda velocidad de un lado a otro. Otro de los regalitos de esta etapa de despedida es poder disfrutar de los arrozales más fotogénicos de la ruta.
Entre Bac Me y Ha Giang nos queda un último pueblo que tiene unos curiosos dúplex con acceso elevado, atípicos en esta zona. Los últimos kilómetros nos llevan de descenso hasta Ha Giang y nos regalan una bonita panorámica para concluir el viaje










Si te ha gustado esta ruta, también te pueden inspirar estos otros
VIAJES POR EL CONTINENTE ASIÁTICO:
CHINA
CAMBOYA






(Israel, Palestina y Jordania)
¿Estás pensando en alquilar una moto en el sudeste asiático?
Si te interesa gusta escuchar programas de viajes aquí te dejo una gran recopilación
donde recopilamos nuestros podcasts de viajes favoritos

Copyright © Todos los Derechos Reservados           www.lemundoisnostro.com

No hay comentarios :

Publicar un comentario

También puedes escribir directamente a alfonsoaguilas@hotmail.com